Gasteiz Hoy

Los vecinos de Vitalquiler se manifestarán el jueves en la sede de la Vital

Publicado: 05 marzo 201319:25h.

20130305-202138.jpgPocas cosas hay tan agobiantes como el miedo a quedarse sin casa. Y esa angustia ha llevado este martes a cerca de 400 vecinos de Vitalquiler a reunirse en la Iglesia de Zabalgana. Querían saber qué va a pasar tras el envío de cartas a varios inquilinos en las que se anunciaba una fuerte subida de la cuota de alquiler fruto de la eliminación de la subvención de la Vital. Una asamblea en la que han convocado una manifestación para este jueves frente a la Vital y en la que pretenden reclamar el mantenimiento de las ayudas más allá de diciembre.

La iglesia de Zabalgana estaba hoy llena de inquilinos jóvenes, que viven solos, con pareja o incluso con hijos. Pero también había padres preocupados por la situación en la que pueden quedar sus hijos si les echan de sus pisos. Porque la mayoría de los inquilinos de estas viviendas son gente con unos ingresos y unos trabajos que no les permiten emanciparse salvo a través del alquiler social. Y las cartas de Adania les han pillado por sorpresa, amenazando con truncar sus planes de vida a corto plazo.

Desde la Obra Social de la Caja Vital han asegurado hoy mismo a algunos medios de comunicación que la subvención del programa Vitalquiler está garantizada hasta diciembre de este año, pese a que son varios los vecinos que han recibido ya cartas en las que se les notificaba una fuerte subida de la cuota desde este mismo mes de marzo. Durante todo el fin de semana la Caja Vital no informó sobre este asunto pese al revuelo en las redes sociales, y este mismo martes ha salido al paso tras la indignación generada, aunque será el jueves cuando se adopte una decisión oficial en el consejo de la entidad.

Y aunque la Vital asegura no haber tomado en ningún momento la decisión de frenar el programa de Vitalquiler, “a día de hoy la única comunicación oficial son las cartas que están recibiendo algunos vecinos”, ha sentenciado una de las afectadas.

Los vecinos denuncian que firmaron un contrato de arrendamiento por cinco años, con una cuota “renovable anualmente en función de los ingresos de la unidad familiar”. Por ello, según las cartas remitidas desde Adania, que podría quedar este jueves sin valor, el contrato y las condiciones de la firma se mantienen, pero lo que podría cambiar es la subvención que percibirán los afectados, disparando así la renta mensual.

Pese a que los nuevos precios ya se han comunicado a los inquilinos, el martes aún no se habían girado los recibos. El cobro puntual por parte de la promotora se suele realizar el día 5 de cada mes, por lo que es probable que desde la Vital esperen a la reunión de este jueves. (finalmente Vitalquiler ha pasado el alquiler, con los nuevos precios, este miércoles)

Desde la Caja Vital aseguran ahora, tras el revuelo, que ya había 1,5 millones de euros asignados para Vitalquiler en 2013, y que se estudiará el mantenimiento para 2014. Por si acaso, los vecinos han empezado desde hoy a organizarse de cara al futuro y para evitar que las ayudas desaparezcan en diciembre. Creen que sólo la presión ciudadana puede evitar en el futuro la eliminación de esta partida de la Obra Social.

Los vecinos han mostrado además la indignación con Adania al avisar apenas con dos días de antelación de la supresión de las subvenciones, que ha llevado incluso a algunos inquilinos a abandonar el piso. “Si tú quieres dejar el piso tienes que avisar con tres meses de antelación. ¿Por qué ellos avisan con dos días?”. Respecto al posible impago, algunos inquilinos tranquilizaban a otros: “No nos van a echar porque no nos vamos a mover de nuestros pisos”.

Algunos de los afectados, así como desde la Plataforma Kaleratzeak Stop, han pedido a quienes ya han recibido la carta que devuelvan los recibos si finalmente se giran con una cantidad superior a la que le correspondía. “El desahucio no es tan fácil, si hay un desahucio que sean los jueces los que decidan echar a la calle a los jóvenes”.

El problema en muchos casos es que en su día fueron avalados por sus padres u otros familiares: “Tengo miedo que le afecte al negocio de mi hermana, que es quien nos avaló en su día”. Muchos de los inquilinos de Vitalquiler se encuentran ahora mismo sin trabajo, y algunos de ellos pueden a duras penas pagar la cuota subvencionada.

Proyectos de vida

Los vecinos denuncian que los contratos firmados con Vitalquiler son por espacio de cinco años, lo que permite una cierta planificación: cuando uno accede a la vivienda, lo hace a un piso que no está amueblado. Son los propios inquilinos quienes adquieren el mobiliario, además de dar de alta la luz y el agua, así como pagar el IBI. También es necesario aportar una fianza, que va de los 3.500 a los 5.000 euros.

Los vecinos también han aprovechado para quejarse de la calidad de los edificios: “Las calidades de los pisos no son para nada comparables con un piso libre. El día que no oiga a mi vecino mear, o discutir con la hija, me podrán pedir entonces esos 700 euros”. Esta afirmación de una vecina ha sido respondida con aprobaciones.

Respecto a las posibles acciones que tomar contra la entidad, algunos de ellos han propuesto “retirar todas las cuentas y las tarjetas de Kutxabank y cerrar con ellos”, aunque serán medidas que se estudien en el futuro.

De momento han decidido organizarse y se manifestarán este jueves desde las 16:00 horas frente a la sede de Caja Vital, coincidiendo con la celebración de la reunión de la Caja Vital.

Noticias relacionadas

Autor

Ignacio Gatón

Ignacio Gatón

Periodista vitoriano: empeñado en informar a los gasteiztarras de todo lo que sucede en cada instante, aprovechando las posibilidades de la web 3.0.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios por el momento, ¿desea añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario