AMPEA - Empresarias Alavesas

Elena Ozcoz: “El sector de la comunicación está muy denostado”

Transformaciones, ventajas y contradicciones del mundo de la comunicación actual

  • “En Vitoria la comunicación institucional es muy complicada. Posiblemente de las ciudades más complicadas”.
  • “Una buena comunicación también consiste en conocer tus puntos débiles para cubrir esos flancos”.
  • “Donald Trump ha comunicado muy bien porque ha dado en el clavo con las prioridades de la gente”.

Socializar requiere profundizar. Es una de las conclusiones que sacamos de la charla con Elena Ozcoz. Hablamos con ella de comunicación empresarial e institucional en Álava. Después de 16 años al frente de Aspic, una de las primeras agencias de comunicación de Vitoria, Elena repasa la evolución de un sector que considera “muy denostado”.

aspic-comunicacion-vitoria-elena-ozcoz

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)
 

La aparición del mundo online y las redes sociales ha revolucionado el sector y la mentalidad de una parte de las empresas. Elena recuerda que “hace años la mayoría de las empresas no querían salir en los medios de comunicación. Actualmente esas mismas reticencias siguen existiendo con el mundo digital; hay mucho escepticismo en las empresas por la comunicación. Con la crisis lo primero que se ha quitado es el presupuesto para comunicación”.

¿Cómo romper esas resistencias? “Tienen que ver ejemplos de éxito, ver lo que hace la competencia y asumir que les están adelantando, que van a sobrevivir durante un tiempo pero que al final van a caer. Tienen que interiorizar las desventajas de no hacerlo. Es mejor anticiparse y hacerlo poco a poco pero sin parar” afirma Elena.

La gente de cierta edad ve las RR.SS como una herramienta de ocio para los jóvenes y no ve qué utilidad tienen en la empresa

Aspic es la única agencia de Vitoria que ofrece servicios y cursos de protocolo; de hecho, llevan 12 años gestionando las tareas de protocolo de las Juntas Generales de Álava. Desde dentro Elena afirma: “En Vitoria la comunicación institucional es muy complicada; tenemos muchos grupos políticos y las relaciones entre ellos no son fáciles. Posiblemente es de las ciudades más complicadas en este sentido por su pluralidad. El protocolo está para prever problemas“.

A diferencia de la institucional la comunicación empresarial tiene otras dificultades y características propias: “En Álava tenemos muchas empresas que hacen cosas muy destacadas a nivel internacional y los ciudadanos lo desconocemos. Es una pena que en la ciudad no se conozcan los logros de las empresas locales y ese es un fallo y un reto que tienen las propias empresas”, comenta Elena, y remite al proyecto Hecho en Álava, valorado en el mundo.

La comunicación debe gestionarse desde dentro por profesionales. Si no los tienes déjate aconsejar por profesionales externos. En caso contrario mejor que no comuniques

  • Contradicciones de la era de la comunicación

Caminamos hacia una sociedad más individualista al tiempo que nuestro teléfono se llena de plataformas para mantener el contacto. Por eso viene bien distinguir y aclarar conceptos. Elena subraya que “el whatsapp y las redes sociales no pueden sustituir una charla o en debate cara a cara. Estas plataformas están para contactar no para socializar. Socializar requiere profundizar, si no, no es socializar”.

Elena denuncia que en el sector de la comunicación existe la percepción de que cualquiera vale: “el otro día comentamos en la oficina una oferta de trabajo para Técnico en Comunicación; pedían cualquier titulación universitaria. Estas cosas no pasarían en otros sectores. No entiendo entonces para qué hay una carrera con esa titulación. Es un gran error pero es una profesión muy denostada”, concluye.

  • Gestionar una empresa en Vitoria

Elena repasa su recorrido profesional y recuerda que empezó a trabajar incluso antes de comenzar la carrera: “Llevábamos a Deia los resultados de los partidos de baloncesto femenino. Teníamos relación con el Club La Blanca y al final en Deia nos ofrecieron colaborar y escribir sobre todo el baloncesto femenino de Vitoria. Luego estuve en El Correo escribiendo sobre todo del Baskonia, aunque nunca olvidaré aquellos combates de Boxeo con Antúnez, que era campeón de España. Es un deporte muy complicado, me llevaba asesores para entenderlo bien”, recuerda entre risas.

Nunca diría que soy empresaria: me autoempleé y luego cogí ayuda

Elena asegura que “tener un negocio en Vitoria es complicado. Los alaveses tenemos un carácter difícil, somos cerrados y recelosos, reticentes al éxito de los demás. Vitoria ha sido siempre una de las ciudades con mayor ahorro de España. Somos muy de ahorrar y poco gastar; y eso para todas las empresas es malo”.

¿Cómo fomentar a las pequeñas empresarias? Elena lo tiene claro: “No se puede tratar a las microempresas igual que a las grandes. Estoy a favor de los impuestos, los servicios públicos los tenemos que pagar entre todos, pero debe ser de forma más progresiva. Por ejemplo, ahora con la subida del IAE: un impuesto que grava la facturación me parece que no tiene sentido; cóbrame de forma progresiva por los beneficios, no por la facturación”.

Elena reconoce que formar parte de AMPEA implica no sentirse sola: “Estás con gente que tiene las mismas dudas y problemas que tú, te sientes arropada”. Además formar parte de una asociación de este tipo “viene muy bien para hacer networking”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de Vitoria Gasteiz Hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.