24 personas fueron multadas el pasado año por no recoger las cacas de perros

21 febrero, 2017

El Ayuntamiento iniciará una campaña de concienciación, que irá acompañada de multas

Campaña realizada por vecinos de Zabalgana contra las heces

24 personas fueron multadas el pasado año por no recoger las cacas de los perros. Se trata, pese a todo, de la cifra más alta de los últimos años. El problema está lógicamente en que es necesario pillar in fraganti al can y a los dueños, y las multas sólo se pueden imponer si Policía Local sorprende al infractor.

El Ayuntamiento va a poner en marcha esta primavera una campaña para seguir concienciando a los dueños de perros incívicos. La situación se repite en varias zonas de Vitoria-Gasteiz, y el problema es especialmente entre los dueños de los perros: aquellos que sí recogen las cacas de sus perros tienen que sortear las de otros incívicos.

"Tan incívico es dejar la basura fuera como no recoger las heces de perros", ha asegurado Iñaki Prusilla. El consistorio ha insistido en que buscará una estrategia para concienciar a los ciudadanos, pero también para multar.

  • Mapa de cacas

Irabazi ha reclamado hoy al Ayuntamiento que cree un mapa con los puntos negros en los que más heces hay, para poder de esta forma extremar la vigilancia en esta zona.

“La suciedad que origina el nulo civismo de algunas personas propietarias de perros está provocando que, en muchos casos, paguen justos por pecadores. Proponemos la elaboración de un mapa de excrementos que nos señale los puntos negros y nos permita actuar de una forma eficaz”, ha señalado Fernández.

  • Cacas en bolsas

La situación en algunas zonas también es curiosa: Aunque sí se recogen las cacas en ciertos parques, éstas acaban en bolsitas dentro de montones ubicados junto a farolas y otro tipo de mobiliario urbano.

La foto está tomada por J. Álvarez en el Parque de Olarizu: "Decenas de bolsitas se encuentran en el parque de Olarizu, es de suponer que cada cierto tiempo el ayuntamiento recoge dichas bolsitas. Pero es una verdadera vergüenza, sobre todo porque hay en las cercanías varios pipican sin ser usado".