La instrucción del Caso Xuban sigue sin avances 30 meses después de su ingreso en la UCI

23 septiembre, 2014

El joven ingresó en la UCI tras recibir un fuerte impacto en la cabeza

xubanEl 29 de marzo de 2012, jornada de Huelga GeneralXuban Nafarrate ingresó en la UCI tras haber recibido un fuerte golpe en la cabeza. Según denuncian la familia y varios testigos ese golpe llegó por un pelotazo de la Ertzaintza durante una carga contra varias personas que se encontraban junto al Instituto Ekialde. La Policía Autonómica ha negado en numerosas ocasiones haber disparado contra Xuban, aunque ha variado su versión en varias ocasiones e incluso llegó a acusar falsamente al joven de contar con antecedentes penales o de ser el autor de unos disturbios que, según testigos, se habían producido apenas unos minutos antes por otro grupo de personas.

En marzo de 2013 la juez archivó la investigación, aunque en septiembre de 2013, hace ahora un año, la Audiencia Provincial de Álava ordenó a la jueza reabrirlo por, entre otras cosas, no haber aceptado pruebas o testigos de peso por parte de la familia de Xuban. Entonces la Audiencia pidió a la juez que investigara tres asuntos principales: hacia dónde apuntaba el escopetero cuando se lanzó la pelota, dónde y cómo cayó Xuban, y, por último, el decalaje existente en los vídeos (el retraso entre la imagen y el sonido en función de la distancia). El joven no obtuvo el alta definitiva hasta el pasado mes de diciembre.

Testigos desestimados

Joseba Nafarrate, padre de Xuban, lamenta que, desde la reapertura del caso, la instrucción apenas haya avanzado por parte de la juez. Mientras tanto el abogado del joven ha presentado numerosas pruebas, ateniéndose a las indicaciones de la Audiencia. También han vuelto a incluir las declaraciones de cuatro testigos que en su día fueron desestimados, así como los vídeos del incidente. Entre los testigos se encuentra uno que asegura que no fue Xuban quien volteó los contenedores como dice la Ertzaintza, sino que fue un grupo anterior. Otro de ellos denuncia que la escopeta apuntaba a Xuban en el momento del disparo, y no al aire como asegura la Policía Autonómica.

La Ertzaintza llega a asegurar en la acusación contra Xuban por desórdenes públicos que el joven estaba cruzando contenedores en la Calle Juan XXIII, tal y como observaron desde el Puente de las Trianas. "Hay un montón de falsedades: Nunca pudieron verlo y es una barbaridad decir que desde el puente de las Trianas pudieron ver lo que ocurre en Juan XXIII".

Joseba Nafarrate ha denunciado en numerosas ocasiones la actitud de Rodolfo Ares cuando era consejero de Interior. El líder socialista acusó falsamente a Xuban de contar con antecedentes penales, y al mismo tiempo aprovechó un vídeo de la familia del joven para difundirlo públicamente y manipular. En ese vídeo, grabado desde una terraza con un teléfono móvil, se puede apreciar cómo el jóven cae al suelo de una forma muy extraña, inmediatamente después de sonar un disparo de escopeta.

Cómo cayó

Precisamente la caída es otra de las controversias. La Ertzaintza varió hasta en tres ocasiones su versión. Inicialmente aseguró en el que Xuban cayó en la carretera. Posteriormente insistió que se golpeó contra la acera, y la última versión hablaba de un golpe contra la verja. Los videos demuestran, en cualquier caso, una caída muy extraña.

En esos vídeos existe un decalaje, tal y como ha demostrado el peritaje realizado por dos expertos en física aplicada y por dos ingenieros de sonido. Peritajes que inicialmente la juez desestimó y que tuvo que contratar la familia: "La grabación se realizó a una distancia de 125 metros y hay una diferencia de casi medio segundo en el sonido. Todos los peritajes conducen al mismo fotograma, en el que se ve que el agente estaba apuntando directamente a Xuban". Y es que inicialmente la Ertzaintza aseguró que el disparo se realizó al aire, algo que no es así, según aseguran los vídeos y un testigo.

La familia también denuncia irregularidades en el informe forense. "El forense reconoció a Xuban mes y medio después del suceso, cuando ya no tenía la huella externa en la cabeza". Por eso el propio informe, aunque asegura que no aprecia pelotazo, sí aclara que no reconoció a Xuban en el momento de los hechos.

Al margen del informe forense la familia presentó como prueba un certificado médico de Traumatología de Osakidetza en el que se dice textualmente que el golpe estuvo motivado por un pelotazo. Este documento se extravió posteriormente en las diligencias judiciales. "El juzgado de instrucción no hace en ningún caso mención a ello, y no sabemos por qué, hasta que hacemos las alegaciones, y ahí es cuando se detecta que ha desaparecido ese certificado".

Informe Balístico

La Ertzaintza, por su parte, aportó un informe balístico encargado a la Policía Nacional, en el que se descarta que Xuban recibiera un golpe tenso y directo de la pelota, algo que incluso la propia familia también descarta. Ese informe no tuvo en cuenta otras opciones: "Yo creo que lo que se produjo fue un roce de la pelota o incluso un rebote contra la valla, pero no un golpe directo. Las variables de impacto pudieron ser muchísimas. Nos parece inaceptable que el enfoque sea sólo de un tiro tenso y directo, porque el impacto hubiera sido mortal. Además el informe balístico presentaba errores de desarrollo matemático", insiste Joseba Nafarrate.

En la instrucción inicial la juez incidía en que los testigos o los vídeos no recogían el vuelo de la pelota, algo que, por la velocidad de disparo, resulta imperceptible a los ojos del ser humano, según insiste la familia. Joseba Nafarrate lamenta la sucesión de irregularidades que se producen en el caso, y la "sensación de inseguridad jurídica" que rodea a la instrucción. También echa de menos que el Departamento de Interior se haya puesto en contacto con la familia, algo que no han hecho en ningún momento.