Advertisement
Advertisement

55 granjas de vaca lechera sobreviven en Álava obligadas a vender por debajo de coste

7 septiembre, 2015

"Producir la leche nos cuesta 34 céntimos por litro, pero nos la están comprando por 28 céntimos". Unai Campo es uno de los pocos ganaderos de vacuno lácteo que aún quedan en Álava. El número de explotaciones se ha reducido en apenas 10 años de forma drástica, al pasar de 90 a cerca de 55. […]

Imagen de una ganadería en Álava (foto vía Slow Food)

Imagen de una ganadería en Álava (foto vía Slow Food)

"Producir la leche nos cuesta 34 céntimos por litro, pero nos la están comprando por 28 céntimos". Unai Campo es uno de los pocos ganaderos de vacuno lácteo que aún quedan en Álava. El número de explotaciones se ha reducido en apenas 10 años de forma drástica, al pasar de 90 a cerca de 55.

Las grandes distribuidoras son las culpables de este descenso, apurando márgenes en la venta de leche, que lleva en muchos casos a no hacer rentables las explotaciones. Pero también los consumidores alaveses han ido rechazando en los últimos años la leche de Álava. 

Hace ya muchos años que marcas históricas como las bolsas de Tolón o Urbia desaparecieron, y recientemente el proyecto de máquinas de Arabaesnea también fracasó. Los consumidores no compraban la leche de estas máquinas, procedente de ganaderías de Álava.

En la actualidad ninguna ganadería alavesa vende directamente su leche, por la falta de demanda: "El consumidor no está concienciado". La mayoría de ganaderos están asociados en la cooperativa Kaiku, con quien aún pueden mantener ciertos márgenes. Sin embargo los mayores problemas residen en el resto de proveedores.

Para protestar por esta situación una veintena de ganaderos y ganaderas de Álava se han sumado hoy en Pamplona a los actos de protesta organizados en Europa por la crisis que está viviendo el sector lácteo. El sindicato agrario EHNE, al que pertenece UAGA, ha convocado esta mañana a las explotaciones de vacuno de leche.

El problema está también en la "grave, injusta e indigna situación que está viviendo el sector como consecuencia de la desaparición de las cuotas de producción, que ha dejado el futuro de las granjas profesionales familiares en manos de la industria y de la gran distribución".

La UAGA reclama medidas urgentes que garanticen un precio justo para los ganaderos y ganaderas de vacuno de leche y que cubran al menos, los costes de producción.
EHNE y UAGA reclaman al Ministerio que establezca un precio para el litro de leche que cubra los costes de su producción. Además también pide revisar los precios de intervención pública de la mantequilla y la leche desnatada en polvo a nivel comunitario.

También piden una investigación sobre los precios anormalmente bajos detectados tanto en la distribución como en la industria láctea. Por último piden detener el Tratado de Libre Comercio.