685 intervenciones policiales durante 2013 para controlar el consumo de droga entre escolares

17 julio, 2013

El nuevo servicio de vigilancia periescolar, formado por 16 policías locales voluntarios (más un coordinador) con formación específica, ha efectuado en seis meses 1.134 intervenciones, que hacen una media de seis al día, entre las que se encuentran: 685 de control de consumos de drogas ilegales tanto en el interior como en el exterior de los centros, […]

policia-localEl nuevo servicio de vigilancia periescolar, formado por 16 policías locales voluntarios (más un coordinador) con formación específica, ha efectuado en seis meses 1.134 intervenciones, que hacen una media de seis al día, entre las que se encuentran: 685 de control de consumos de drogas ilegales tanto en el interior como en el exterior de los centros, 17 de de consumo de tabaco o 18 de consumo de alcohol de menores, además de reuniones con responsables de centros escolares, con menores y sus tutores o con responsables de Seguridad Ciudadana. Como señala Castellanos, el objetivo de este programa es “crear un espacio educativo en Vitoria-Gasteiz sin drogas,  porque hay evidencias científicas de que generan un mayor rendimiento escolar”.

Durante el primer semestre de 2013, la labor de vigilancia periescolar se ha centrado en 15 centros escolares, sobre todo de secundaria, ya que se han seleccionado por la edad inicio de consumo, aunque el colectivo al que se dirige es la totalidad de los centros escolares de Vitoria-Gasteiz, ya que se mantienen contactos con los Equipos Directivos de 33 centros educativos.

Marian Castellanos, concejal de Seguridad Ciudadana, ha presentado esta mañana el balance de los seis primeros meses del Grupo de Intervención Periescolar de Agentes de Acción Local, sobre Jóvenes y Drogas, de la Policía Local de Vitoria-Gasteiz, un servicio puesto en marcha ahora que satisface una demanda de los propios centros escolares.

Este servicio, que comenzó su actuación en enero de este año responde al nuevo modelo de Policía de cercanía que se ha impulsado desde el Departamento, para prevenir y controlar situaciones de riesgo y la oferta de drogas en espacios perieducativos en la ciudad, colaborando con familias, agentes educativos y comunitarios de proximidad con el propósito de generar en la ciudad espacios sin drogas idóneos y seguros para la labor educativa de familias y educadores.

“El Departamento de Seguridad Ciudadana responde a la demanda de las familias y los centros educativos de la ciudad. Este nuevo modelo de acción supone un gran impulso no sólo en la labor de control y vigilancia, sino también en la definición de espacios educativos sin drogas, aptos para la enseñanza. Se alcanza con la labor policial, la participación, la implicación de toda la comunidad educativa, además de padres-madres, profesorado y alumnado. Además, una de las mayores fortalezas del trabajo del Grupo GIP-ALD es la continuidad de la acción educativa y preventiva, con distintos programas específico de acción preventiva sobre menores infractores” ha puntualizado Marian Castellanos.