A un paso de la final

29 mayo, 2012

El Baskonia vence en la prórroga y busca sentenciar el jueves en Vitoria

20120529-235831.jpgTan cerca....tan lejos: Espectacular partido en el Buesa Arena el vivido en la noche del martes. El Caja Laboral superó al Real Madrid en el tercer partido de las semifinales y se queda a una victoria de volver a la final ACB. Tan cerca, tan lejos.

Como era de esperar el partido empezó con mucha defensa y bajos porcentajes. El Baskonia sabía que sus posibilidades pasaban por frenar las rápidas transiciones del conjunto blanco y lo consiguió. Sin embargo, el ataque no era fluido tampoco para el cuadro baskonista y el encuentro se marchó muy igualado al descanso (32-30) con una interesante actuación de Oleson (en ataque y en defensa secando totalmente a Carroll) y Milko Bjelica.

En la segunda mitad, el ritmo creció y con ello los contactos continúos en las dos zonas. Recital de faltas para ambos lados y mucho lanzamiento desde la línea de tiros libres con un momento crítico tras una antideportiva de Begic sobre Nemanja Bjelica. San Emeterio, Prigioni y varios jugadores blancos se enzarzaron y el trío arbitral saldó con otra antideportiva para Begic (consecuente eliminación) y una para San Emeterio.

A partir de ese momento, los decibelios de un ya encendido Buesa Arena se multiplicaron por mil y el partido entró en una recta final de infarto con ligeras ventajas para el cuadro merengue, que encontró en Llull el faro para los instantes finales. El base blanco daba réplica a todas las canastas baskonistas hasta que con 67-69 su bandeja no entró y el rechace lo cogió el Caja Laboral. En la última posesión, Prigioni buscó un bloqueo y continuación con Teletovic y aprovechó la atención de la defensa blanca hacia el poste bosnio para empatar en una penetración suicida. Partido a la prórroga y el Real Madrid con Begic, Tomic y Singler eliminados.

En el tiempo extra el Baskonia llevó siempre la voz cantante. Sin embargo, el Madrid sin pivots y tirando de casta y orgullo aguantaba pese a no contar con la anotación de Carroll. Con todo por decidir y el partido en ebullición tras un triplazo de Velickovic, Nemanja (ni Nocioni, ni Lampe...su "fichaje" está siendo la mejor noticia) voló para capturar un rebote y hundir la pelota, forzando un dos más uno fundamental ante el delirio del público que le alentó al son de MVP MVP MVP. Una canasta de Oleson hizo el resto y el Real Madrid, agotado, terminó doblando la rodilla ante un Buesa Arena entregado. 82-79 y muchas cuentas pendientes para el cuarto partido.

Partidazo de película y otro paso más pero falta mucho. Tan cerca, tan lejos....¡¡Baskonia!!