Las abejas y avispas copan las intervenciones de los bomberos en verano

23 septiembre, 2015

Las abejas y avispas han vuelto a ser este verano el principal motivo de intervención de los Bomberos. Las intervenciones por estos insectos han sido diarias, con hasta 4 y 5 intervenciones en algunas jornadas de más calor. Actuaciones que, generalmente, tienen diferente protocolo en función del insecto: en el caso de las abejas el […]

Nido visto ayer en Avda Dchos Humanos. Enviado por un lector

Las abejas y avispas han vuelto a ser este verano el principal motivo de intervención de los Bomberos. Las intervenciones por estos insectos han sido diarias, con hasta 4 y 5 intervenciones en algunas jornadas de más calor. Actuaciones que, generalmente, tienen diferente protocolo en función del insecto: en el caso de las abejas el objetivo es rescatarlas y trasladarlas a otro lugar. Las avispas, sin embargo, se fumigan. Durante el mes de septiembre los mayores problemas los han dado precisamente las avispas, ya que las abejas suelen aparecer antes, durante la primavera.

Aún hay mucha gente que confunde a avispas con abejas. Las abejas no muerden a las personas, sino que les clavan el aguijón. Además facilitan la polinización y elaboran la miel. En el caso de las abejas, su retirada es relativamente sencilla. El protocolo de los bomberos, con el traje de apicultor puesto, es el de buscar a la abeja reina en el enjambre.

José Manuel Olivera es uno de los bomberos encargado de estas labores. El protocolo que siguen normalmente consiste en intentar colocar la colmena de abejas en una caja. Para ello golpean suavemente la superficie en la que se encuentra la colmena y la dejan caer. En ese caso la mayoría de las abejas no presenta problemas ni peligros y, las que en un primer momento no entran en la caja, acaban siguiendo a su Reina. Aunque los bomberos actúan protegidos en todo momento, la actuación es bastante sencilla debido precisamente al carácter social de las abejas. Una vez recogidas, las abejas van a parar a alguna colmena controlada.

En ocasiones, sin embargo, el rescate de estas abejas es bastante más complicado, cuando los insectos eligen las ventanas o agujeros de fachadas. En ese caso sólo es posible la fumigación y el posterior sellado.

Con las avispas el protocolo es también el de la fumigación. La supervivencia de las avispas no es tan necesaria, y su salvación resulta mucho más complicada. Tras la fumigación se suele cerrar la zona, si es que los nidos se encuentran en algún agujero.

La situación se ha complicado este año con la aparición de la avispa asiática. Esta especie, que llegó hace dos años a Álava y ya se ha detectado incluso en Vitoria-Gasteiz, se ha convertido en una amenaza real para las abejas y su objetivo es la desaparición. En este caso se opta por fumigar o quemar los nidos. Las últimas intervenciones contra esta avispa invasora se llevaron a cabo en Portal de Foronda, en la residencia de Salvatierrabide y en Agurain.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. encarni dice:

    En la calle pintor mauro ortiz de urbina 9 ahi abejas yo creo que an empezado a hacer panal .
    E notado estos dias movimiento de abejas y no suele a ver y las veo meterse en la pared.
    GRACIAS .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad