Trabajadores de Aceros Moldeados denuncian impagos y urgen a una solución para la empresa

14 noviembre, 2014

Los 21 trabajadores temen perder sus derechos de paro si la liquidación se produce más allá de enero

AMA VimepaLos 21 trabajadores de Aceros Moldeados de Álava y VIMEPA, ubicadas en la Calle Barrachi, viven unas semanas decisivas para su futuro. Ambas empresas, separadas por intereses empresariales, son en la práctica la misma. Tras acumular cuatro nóminas impagadas entre mayo y julio, la empresa entra en julio en Concurso de Acreedores y se encamina ahora hacia la liquidación.

En los últimos cinco años los trabajadores vienen sufriendo un ERE continuo de reducción, de 100 días al año. Como consecuencia de ello muchos de los empleados han ido agotando su prestación por desempleo y, si la liquidación y los despidos no se cierran antes de diciembre, corren el riesgo de verse en la calle a partir de enero sin paro y con la única indemnización de Fogasa.

De momento, sin carga de trabajo y con los trabajadores sin cobrar mayo, junio, julio y la extra, el ERE está vigente para muchos, aunque la situación de ansiedad ha llevado a varios a cogerse la baja. En cualquier caso los impagos han llegado a afectar a la producción, ya que desde comienzos de julio hasta finales de septiembre la empresa estuvo parada al quedarse sin suministro de luz. La eléctrica decidió cortar la luz por los impagos acumulados. Y es que los hornos y la maquinaria de AMA generan un gasto energético de 35.000 euros mensuales, difíciles de asumir sin carga de trabajo.

Entre los principales clientes de AMA estaban CAF, Talgo, Alston o Voolsho, así como empresas punteras en materiales de Defensa. Los trabajadores denuncian que en los últimos meses se ha desatendido a algunos de estos clientes históricos, y que se ha estado jugando durante varios meses con ingresos aún no generados.

Sin carga de trabajo

La falta de liquidez actual de la empresa ha llevado al Concurso de Acreedores, y a una situación en la que la cartera de clientes se ha ido reduciendo hasta su práctica desaparición. Según aseguró la empresa a los trabajadores en septiembre, el trabajo garantizado hasta final de año apenas era de 20 días para los tres meses, y de cara a 2015 las previsiones no hablan por ahora de más de 15 días.

En la actualidad apenas 3 trabajadores acuden de manera regular a la empresa, ya que otras 7 personas se encuentran de ERE y 11 personas están de baja, por diversas dolencias o enfermedades, derivadas de la situación de estrés y de indefinición en que se encuentran. Su mayor temor es que la liquidación se posponga más allá de enero. En ese caso la nueva legislación laboral impediría recuperar el paro que algunos de ellos han ido consumiendo, para encontrarse en la calle sin recursos económicos y con la exigua indemnización procedente del Fogasa. La mayoría de los trabajadores se encuentra entre los 30 y los 45 años, con hijos a su cargo e hipotecas. Los trabajadores comparecerán en las próximas semanas en las Juntas Generales a petición del PSE, para exigir una mayor celeridad en la resolución del concurso.

Los trabajadores lamentan además las formas del empresario, que en los últimos años ha mantenido la empresa sin darse cuenta del deterioro económico general. Además la mayoría de los empleados tienen un sueldo cercano al del Convenio en Álava, en torno a los 1.200€, en un empleo con unas condiciones duras en el taller. La separación de los trabajadores entre AMA y Vimepa obedece tanto a razones empresariales como sindicales, al reducir la magnitud de la empresa para evitar la necesidad de representantes sindicales, según denuncian los empleados.

AMA es una empresa con más de 50 años en la Calle Barrachi. Una empresa histórica de Gamarra, que en 2003 tenía 46 empleados y que ahora se encamina con toda probabilidad hacia su cierre.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad