¿Adiós a los katxis en los paseíllos de blusas y neskak?

26 junio, 2022

Muchas cuadrillas apostarán por los vasos individuales y reutilizables en las fiestas de La Blanca

Las cuadrillas de Blusas y Neskak son una de las piezas fundamentales en las fiestas de La Blanca. Miles de personas acuden a ver los paseíllos que estas cuadrillas hacen por las calles Dato e Independencia con sus furgonetas y txarangas. Unos paseíllos en los que blusas y neskak animan la ciudad en estos días festivos.

Pero las tradiciones de los paseíllos cambian. Desde hace varios años, ya no hay corridas de toros y el tradicional paseíllo (ida-vuelta a los toros) se ha rebautizado como kalejira. Y otra tradición que desaparece poco a poco es la de los katxis. Desde los años 90 esta imagen es la más habitual en estos paseíllos: jarras de kalimotxo y cerveza principalmente. Blusas y neskak compartían estos vasos grandes durante la ida y vuelta hasta la Plaza de Toros.

Sin embargo, la pandemia ha cambiado la manera de beber para no compartir tanto. Y muchas cuadrillas se han adaptado. No hay una decisión conjunta por parte de Comisión o Federación: cada cuadrilla decide por sí misma cómo beber. Muchas de ellas se han pasado ya en los últimos años al vaso reutilizable, siguiendo la tendencia de las txosnak, los hosteleros del Casco e incluso del propio Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

Vasos reutilizables

Durante las últimas fiestas de La Blanca en 2019, algunas cuadrillas ya apostaron por los vasos reutilizables y personalizados. Es el caso de Gasteizko Margolariak, Karraxi, Zoroak o Zintzarri. En estas cuadrillas, blusas y neskak tienen un vaso para poder servirse la bebida en la furgoneta. Gasteizko Margolariak da un vaso diario a sus miembros, mientras que Karraxi da dos vasos a cada uno y, "si lo pierden, tienen que pagar para tener otro".

vaso reutilizable karraxi

Beber de los katxis cada vez es menos habitual y el cambio de tradiciones generado por la pandemia ha acelerado el cambio a los vasos individuales. Gasteiztarrak asegura que "hasta ahora bebíamos en jarra, pero estamos mirando vasos reutilizables". Otros como Alegríos aprovechan los vasos de plástico de la txosna de las fiestas de Arana para dárselos a los blusas y neskak de la cuadrilla en La Blanca.

Otras cuadrillas mantendrán los katxis para aquellos que quieran seguir compartiendo la bebida

Eso sí, otras cuadrillas mantienen la tradición de beber en katxis. Desde Martinikos aseguran: "Siempre hemos tirado de katxis y ahora es una incógnita. Antes de la pandemia, mucha gente ya iba con su vaso y lo podrán seguir llevando, pero mantendremos los katxis".

blusas neskak paseillos katxi

Los Alegríos aprovechará los vasos reutilizables de su txosna en Fiestas de Arana

Sin bebida en los paseíllos

Bereziak ha tomado la decisión de cerrar la furgoneta y no dar bebida durante los paseíllos. Desde esta cuadrilla explican que "la decisión se ha tomado con la idea de cambiar la imagen de los blusas y neskak". Y es que Bereziak quiere ofrecer una imagen más de fiesta con los blusas "saltando y animando" durante las fiestas de La Blanca.

Bereziak ha decidido no servir alcohol durante el paseíllo

Para conseguir ese objetivo, Bereziak abrirá la furgoneta antes de los paseíllos para que los blusas y neskak puedan beber. Pero en cuanto empiece la kalejira, la cuadrilla cerrará la furgoneta y nadie podrá servirse ni en la ida ni en la vuelta. Después del paseíllo de vuelta, Bereziak abrirá otra vez la furgoneta para beber antes de la cena.

blusas neskak katxi bebida paseillo

Menos alcohol

El consumo de alcohol ha descendido entre las cuadrillas de blusas y neskak, si lo comparamos con los años 80. Es una tendencia que se ve en general en la sociedad, con un menor consumo global de alcohol en la población joven. "Antes se bebía vino, patxaran, licores, cognac... Hoy en día se bebe cerveza, kalimotxo, gin-tonic, ron-cola, vodka-naranja..., pero en cantidades 'infantiles' comparado con los 80". Así lo explicaba el pasado año el antropólogo y experto en la historia de blusas y neskak Jesús Prieto Mendaza: "Todo lo que tiene que ver con la comida y la bebida se ha moderado muchísimo".

"Quien dice que los jóvenes de ahora beben en exceso es que no han conocido nuestras fiestas. En los años 80 el exceso de alcohol era evidente, y hoy hemos moderado muchísimo". Eran años de vino, licores y alcohol duro. Prieto Mendaza recordaba: "Ahora la gente incluso pide agua o 'cerveza sin', pero en los 80 lo raro era que un blusa no bebiese alcohol".