Advertisement
Advertisement

Adiós para siempre al Biceberg tras 13 años sin funcionar

16 octubre, 2017

La instalación de Mendizorrotza costó más de 150.000€ y nunca funcionó

Vitoria-Gasteiz se despedirá por fin del aparcabicis subterráneo de Mendizorrotza. El consistorio ha iniciado las obras para demoler la estructura en la que se encontraba el llamado Biceberg. Una instalación puntera que lleva prácticamente desde su inauguración hace 13 años sin funcionar debido a sucesivos problemas.

La instalación, como su nombre indica, sólo deja ver una pequeña parte de su infraestructura. Y es que el dispositivo estaba concebido para introducir la bici y, mediante un montacargas y diversas instalaciones mecánicas, aparcarla en el subsuelo, de forma segura. Funcionaba con una tarjeta de identificación de cada bicicleta.

Ahora se retirará la estructura y sobre esta misma ubicación se construirá un nuevo aparcabicis con otro sistema, más económico y sencillo. Se unirá a los de la Estación de Autobuses, Universidad, Hospital de Santiago y Olaguibel.

  • Derroche

El Biceberg es un símbolo del derroche debido a los numerosos y reiterados fallos, que llevaron al consistorio a renunciar a él tras haber desembolsado 156.263 euros. Además, el consistorio seguía pagando una póliza anual por ello.

Recientemente esta empresa española instaló un biceberg similar en Singapur. Sin embargo, el Biceberg de Vitoria no es el único Biceberg que no funciona. En el caso de Zaragoza ocurrió lo mismo con uno del Casco Viejo, mientras que otro ubicado en su campus universitario recibió el 2011 más de 14.000 bicicletas. La falta de un mantenimiento adecuado y un servicio técnico permanente parecen ser las causas para que en más de una localidad las instituciones hayan acabando renunciando a ellos.

La compañía que desarrolló el Biceberg, que mantiene en su portada el Biceberg de Vitoria, gestiona ahora algo similar llamado Bigloo.