Innovación y solidaridad en los premios a los jóvenes empresarios de Álava

| 19 diciembre, 2020

SDA Factory, Lascaray, EzDakit, Avia, Zárate Mateo y los makers ganan los premios Ajebask 2020

Ajebask también ha reconocido este 2020 a los jóvenes empresarios de Álava. Un acto más reducido y modesto, pero en el que ha habido momentos para el homenaje. La pandemia también estuvo presente en los motivos para la concesión de algunos premios. lascaray, SDA Factory y Ez Dakit fueron algunos de los galardonados.

ajebask premiados

En total, se han entregado cinco premios correspondientes a cinco categorías diferentes:

Premio Solidario 2020 Ajebask


El Premio Solidario ha sido para la comunidad maker en Vitoria, representada en Iker Martínez. “Una red de voluntarios que, de forma absolutamente altruista, trabajaron día y noche en los peores momentos de la pandemia consiguiendo fabricar para el personal sanitario más de 10.000 viseras de protección contra el COVID 19”.

Premio Revelación Empresarial


Premios para Alain Mateo y Eriz Zárate, de la empresa Zárate Mateo. Esta empresa está especializada en el desarrollo e implementación de sistemas de inversión cuantitativos, integrando las tecnologías de cloud computing e inteligencia artificial y utilizando técnicas basadas en deep learning y machine learning en el sector financiero.

Premio Innovación Ajebask


Ajebask ha premiado la labor de la empresa SDA Factory liderada por Iñaki Castresana. Dedicada desde hace más de cuatro décadas a la I+D+I, diseñando planchas de vapor y centros de planchado producidos con los más altos estándares de calidad, este año ha patentado la plancha que elimina el COVID de cualquier tejido, demostrando, así, la vanguardia de su departamento de investigación, que le ha permitido alumbrar más de 100 patentes a lo largo de su historia.

Premio Ajebask Comercio


Ajebask premia a Naroa Madinabeitia. Es diseñadora de moda, costurera y propietaria de la tienda Ez Dakit de Vitoria- Gasteiz, desde hace 12 años. En marzo, con su negocio cerrado por la pandemia, creó una red de ayuda solidaria para confeccionar y distribuir mascarillas para miles de personas en Vitoria. Y ha entregado más de 5.000.

Premio Industria Familiar


Lascaray SA es una de las empresas de más larga trayectoria de España y la más antigua de Álava y de Euskadi. Emblema empresarial de la capital vasca, después de casi doscientos años de historia, sigue manteniendo sus dos grandes líneas de negocio: la división cosmética (con LEA como marca principal) y la división oleoquímica (destinada a la industria).

Durante la pandemia, Lascaray SA puso toda su producción al servicio del Ministerio de Sanidad y donó 7.000 unidades de gel hidroalcohólico a Osakidetza.

Trayectoria Empresarial


La empresaria Laura Mendizabal Arcauz recibió este galardón.  Una “trabajadora infatigable y pionera en un mundo de hombres”. Con 20 años, se incorporó al negocio familiar dedicado entonces a los suministros industriales y la venta de bicicletas y ciclomotores. Una década después, en 1978, y a petición de su marido, Fernando Gorbea, se volcó junto a él en la creación y desarrollo de diferentes estaciones de servicio.

En el año 2000, tras el repentino fallecimiento de su esposo, asumió la máxima responsabilidad en la empresa, qué ahora comparte con dos de sus cuatro hijas. Gestiona las estaciones de servicio Avia de Foronda y Zurbano.

Campaña solidaria


Este año, además, Ajebask se ha sumado a la campaña solidaria de recogida de juguetes de Cruz Roja-Gurutze Gorria. En total, la Asociación de Jóvenes Empresarios de Álava ha conseguido recoger más de 200 juguetes gracias al apoyo y colaboración de sus socios, patrocinadores principales y asistentes al acto de entrega de sus XIX Premios Joven Empresario/a. “Gracias a la generosidad de todos, cientos de niños tendrán estas navidades un pequeño motivo por el que sonreír”, ha agradecido Juan Carlos García.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad