OcioGasteiz

Los ajos vuelven a su ubicación original de San Francisco y Portal del Rey

20 mayo, 2024

El traslado forzoso a Olaguibel no se repetirá, tras concluir las obras de Portal del Rey

Los ajos volverán el Día del Blusa a su ubicación tradicional: Calle San Francisco y Portal del Rey. El exilio del pasado año a Olaguibel y Plaza de la Memoria no convenció nada a los vendedores, que lamentaron que este espacio no era el más acertado.

En 2023 los puestos se instalaron en la Calle San Francisco, pero también en la Plaza de la Memoria y la plaza de la Comisaría de Olaguibel. Una decisión provocada por el gran retraso que sufrieron las obras de Portal del Rey. Ahora, con la zona ya completamente rehabilitada, los puestos volverán a su lugar habitual, en la puerta de entrada del Casco Viejo.

ajos dia del blusa

Eso sí, no habrá ya ajos en la Cuesta de San Francisco: la configuración de esta calle, con un graderío por un lado y rampas por el otro, impide colocar aquí puestos de venta de ajos.

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha abierto ya las solicitudes para los comerciantes: habrá 70 puestos como máximo, que estarán desde las 7 de la mañana del próximo 25 de julio. Los primeros puestos estarán en la acera norte de San Francisco, junto al graderío y a la Calle Cuchillería. Los más al Sur quedarán casi en el cruce con la calle Francia-La Paz. Cada puesto interesado tendrá que pagar 39,01€ por ubicarse.

Una tradición vitoriana

El Mercado de Ajos es una de las tradiciones más especiales del Día del Blusa y la Neska en Vitoria-Gasteiz. Conforma, junto con la Feria Agroganadera, la parte más rural de la jornada festiva. Hoy son menos los comerciantes que vienen a Vitoria-Gasteiz, pero en el siglo XX eran decenas y decenas los puestos que se acercaban. Llegan desde La Rioja, Navarra, Castilla y León y Aragón, principalmente. Y la gran mayoría son productores, aunque el consistorio no lo exige.

Pero los tiempos cambian, y cada vez son menos los hogares que tienen ristras de ajos colgadas en la terraza. Hoy en día los ajos se compran por cabezas y no tanto por ristras. Aún así, los 'ajeros' se han adaptado al cambio de hábitos y ofrecen ristras más pequeñas o cabezas de ajos sueltas para atender todas las demandas.