Advertisement
Advertisement

Una empresa alavesa es la culpable del cierre de nueve canales de la TDT

6 mayo, 2014

Nueve canales de la TDT han desaparecido la pasada medianoche de nuestras pantallas. Lo hacen en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Sentencia que dio la razón a una empresa alavesa, ubicada en el Polígono de Júndiz:  Infraestructuras y Gestión 2002 S.L. Esta empresa recurrió en 2010 la concesión de 9 canales a los actuales […]

13992691341 (1)Nueve canales de la TDT han desaparecido la pasada medianoche de nuestras pantallas. Lo hacen en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Sentencia que dio la razón a una empresa alavesa, ubicada en el Polígono de Júndiz:  Infraestructuras y Gestión 2002 S.L. Esta empresa recurrió en 2010 la concesión de 9 canales a los actuales operadores. El Consejo de Ministros de la era socialista aprobó la concesión y el reparto de los nuevos canales de TDT entre los operadores ya existentes. Esta empresa también recurrió una concesión previa de otros seis canales, y cuya sentencia aún está pendiente.

La empresa alavesa considera "ilegal y contra directivas europeas de espectro que una tecnología que permite pasar de 6 a 24 canales deje todo en las mismas manos". De momento lo que ha aprobado el Supremo y ejecutado el Gobierno es el cierre de los nueve canales 'regalados' a los operadores en 2010. Entre estos canales desaparecen Xplora, La Sexta 3, La Siete, Intereconomía o Nitro. Pero también hay otros seis canales que corren riesgo de cierre por causas similares.

La empresa alavesa denunciante es un operador de telecomunicaciones, que ofrece sus servicios a numerosas emisoras de radio y televisión. Su denuncia busca ampliar el número de posibles clientes para esta empresa: "Los actuales licenciatarios son 4 (A3Media, Mediaset, Veo y Net) y si los 9 canales se adjudican a otros tantos nuevos operadores televisivos, se multiplican nuestros clientes potenciales, esto es, se diversifica nuestro mercado. Si en vez de 9 son 17, mejor".

Desde la Empresa se desmiente además que sean propietarios del Canal Latino (que emite de forma ilegal) y aseguran no ser propietarios de ninguna cadena de televisión ni ser responsable de la elaboración de contenido audiovisual alguno.

En un comunicado hecho público en la tarde de ayer aseguran que el trabajo de Infraestructuras y Gestión 2002 S.L se reduce a prestar el servicio de red de telecomunicaciones a emisoras de radio y televisión, cumpliendo con la legislación vigente en un marco de libre competencia que desde al año 2003 quedó en este mercado liberalizado.

Al mismo tiempo la empresa denuncia el acoso y beligerancia de las Administraciones que desconocían el marco legal aplicable, entre ellas el Consejo Audiovisual y la Dirección General de Medios Audiovisuales de Cataluña.