Álava edita una ‘guía del ruido’ para evitar la contaminación acústica

| 30 noviembre, 2020

Diputación lanza una Guía Acústica para evitar que haya nuevas construcciones en zonas silenciosas

La Diputación ha presentado hoy una Guía Acústica de Álava. Un elemento que pretende respetar los lugares silenciosos de la provincia para evitar que se llenen de contaminación acústica. Es decir, impedir que nuevas construcciones se realicen demasiado cerca de carreteras o que perjudiquen a los pequeños municipios por el ruido que generan.

Será una guía técnica que ayudará a aplicar la legislación existente de protección contra el ruido y contra la contaminación acústica. Esta publicación analizará cada municipio alavés y concretará las condiciones para definir las zonas de ruido en futuros desarrollos urbanísticos.

Mediante estos criterios se puede impedir, por ejemplo, construir una zona residencial demasiado cercana a una carretera o ferrocarril.

“La existencia de zonas sin ruido en gran parte de Álava es un patrimonio y un valor del territorio que hay que conservar. El porcentaje de suelo tranquilo es muy alto en Álava, de los más altos si lo comparamos con los territorios del entorno”, ha recordado el diputado foral de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera.

La guía se distribuirá de forma gratuita entre los ayuntamientos, las juntas administrativas, las Cuadrillas y los equipos redactores de los planeamientos urbanísticos generales. Y es que en estos momentos unos 30 municipios alaveses están redactando sus planes urbanísticos.


2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Paco dice:

    Y quieren que medio Vitoria se quede sin soterrar con el paso de más de 150 trenes día y noche…

  2. Que si quiere bolsa dice:

    Una vergüenza. Otra más.

    ¿Van a incluir a Salburua, Zabalgana y a los pueblos afectados por el no soterramiento del tren en esas zonas para evitar la contaminación acústica?

    Cabe comentar que actualmente hay viviendas cercanas a las vías que no llegan a los 40 decibelios, y que con la chapuza de soterramiento parcial propuesta por el PNV en 2015 y jaleada a la mínima ocasión por nuestro querido e incompetente alcalde, vamos a llegar hasta los 65-70 decibelios en las áreas no soterradas. A lo que hay que sumar el aumento del tráfico ferroviario que se va a sextuplicar pasando de los 30-35 trenes/día actuales hasta los 214 trenes/día.

    Por comentarlo, pero… la OMS (esa organización nada sospechosa de ser una plataforma “anti”) en 1999 recomendaba que no se superaran los 40-50 decibelios.

    Basta ya de soterramiento incompleto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad