Las residencias privadas de Álava suman ya 2.000 plazas, frente a las 778 en residencias forales

31 marzo, 2021

164 de las plazas en las residencias privadas de mayores son concertadas

Álava cuenta con unas 3.000 plazas en residencias de mayores. 778 de ellas son plazas en residencias forales. La Diputación también cuenta con otras 500 plazas públicas más (hasta 1.1127) gracias a convenios o conciertos con residencias municipales (como San Prudencio) y privadas. A estas plazas se suman otras 58 plazas públicas en viviendas comunitarias que gestionan ayuntamientos de Álava y los recursos públicos que ofrece el Ayuntamiento de Vitria-Gasteiz.

En Álava hay 46 residencias privadas, que suman casi 2.000 plazas. Hay otras 27 viviendas comunitarias con sitio para otras 246 personas.  En las residencias privadas Diputación Foral de Álava cuenta con 164 plazas concertadas en residencias privadas. Por cada una de ellas, Álava paga 93,08 euros + IVA al día.

A ello hay que sumar las 770 Prestaciones Económicas Vinculadas al Servicio, una ayuda para que las personas dependientes paguen parte de la plaza en una residencia privada. Esta cuantía oscila entre los 523 y los 1.030 euros mensuales, dependiendo del grado de dependencia del usuario.

Mapa de las residencias privadas

Mapa con las residencias privadas que hay en Vitoria-Gasteiz. Las principales pertenecen a empresas internacionales o a congregaciones religiosas.

Caser (Alto del Prado), Sanitas (San Martín), Domus-Vi (Hermanitas de los Pobres) y las Siervas de Jesús (Juan Pablo I) gestionan las 4 residencias que superan las 100 plazas en el municipio de Vitoria-Gasteiz. El resto son residencias de tamaño medio-pequeño, en ocasiones pequeños negocios locales.

En este mapa no se incluyen las 18 viviendas comunitarias que existen en el municipio de Vitoria-Gasteiz. Estas 18 viviendas comunitarias suman 204 plazas. 8 de estas viviendas comunitarias tienen 14 plazas.

¿Son suficientes las plazas residenciales?

En Álava existen actualmente unas 17.000 personas mayores de 80 años, 2.600 de ellas mayores de 90. Los adultos que se mueven en estas franjas de edad avanzada son los que más dependencia suelen tener en su día a día.

De hecho, cada vez son más los ancianos y ancianas que quieren acceder a estas residencias públicas. La lista de espera es ahora mismo de 134 personas. Las principales residencias públicas en Vitoria-Gasteiz son Zadorra, Txagorritxu, Lakua, Ajuria y Ariznabarra.

Pero esta lista de espera foral también incluye las plazas concertadas por Diputación en las residencias privadas o municipales. 

Precios

Los mayores que acceden a una plaza pública (ya sea en residencia foral o plaza concertada en residencia privada) pagan según sus ingresos. Si su capacidad económica mensual per cápita es superior a 2.000 euros, el usuario paga 1.456,56€ al mes. Si esta es menor, paga 1.161,71 €/mes.

En los casos en los que el usuario tiene menos de 3.000€ en el banco, se calcula el precio que podría pagar con sus ingresos y el resto generaría deuda con tipo de interés. En el momento de exigibilidad de la deuda, cuando fallece el usuario, se notifica el total de deuda dando un plazo de 60 días para pagar. En los casos en los que el usuario no tiene patrimonio, la agencia ejecutiva declara fallida dicha deuda.

residencia-mayores-alava

El precio de las residencias privadas de Álava varía en función de los servicios y el grado de dependencia del usuario. Así, el precio medio es de 2.500 euros al mes, mientras que la más cara cuesta alrededor de 3.600 euros en habitación individual.

Convenio "digno"

El salario de las trabajadoras de estas residencias dista considerablemente entre unas y otras. Si las que trabajan en las residencias públicas cobran alrededor de los 2.100 euros, las de la privada ganan menos de la mitad, unos 1.000 euros.

Estas últimas llevan buscando “un convenio digno” más de dos años. Denuncian que trabajan 1.792 horas al año por menos de 997 euros al mes y que las condiciones son inferiores a las de las trabajadoras de Bizkaia y Gipuzkoa, que tienen un salario base de 1.400-1.500 euros con menos horas de trabajo al año.

huelga-trabajadoras-residencias-privadas-alava

Según Maider López, portavoz de ELA, "todo el sistema de cuidados debería ser un sistema público, son unos servicios que no deberían generar riqueza". Desde los sindicatos, apuestan por un sistema público de residencias: "Como se niegan rotundamente a esto, solicitamos que las concertaciones sean al 100%, al igual que en Bizkaia y Gipuzkoa. Así no habría tanto negocio en torno a las residencias".