El Alavés baja al barro para empatar en Getafe

31 enero, 2021

El Alavés mantuvo la solidez defensiva en un partido de continuos parones (0-0)

El Alavés bajó al barro en Getafe para rescatar un empate valioso del campo azulón. En un partido con poco fútbol, los de Abelardo mantuvieron la solidez defensiva. Sin despistes, terminaron el encuentro con la portería a cero y consiguieron un empate muy peleado durante todo el partido. Eso sí, el encuentro probablemente sea, en cuanto a juego, el menos atractivo de la temporada.

Deyverson salió de titular acompañando a Joselu en punta de ataque. Foto: La Liga

El partido tuvo continuos parones, por lo que no se vio mucho futbol. En ese planteamiento, ninguno de los dos equipos consiguió muchas ocasiones, aunque las dos más claras fueron del Getafe. Sin embargo, lo más destacado del encuentro fue la cantidad de faltas, con 39 en total: 20 del Getafe y 19 del Deportivo Alavés.

Tras unos primeros 85 minutos de total igualdad, el Alavés terminó embotellado en su área, aunque los de Bordalás no fueron capaces de anotar. Los cambios de Abelardo en la segunda mitad pretendieron afianzar el empate, y el Alavés dio un paso atrás en los últimos instantes. En todo caso, el resultado final es justo viendo los méritos de los dos equipos durante el encuentro.

Lesión en el calentamiento

Antes de comenzar el partido llegó la primera mala noticia para el Alavés: la lesión de Laguardia en el calentamiento. Abelardo había elegido al maño para salir en el once titular, pero finalmente fue Tachi el que ocupó su lugar. El canterano del Atlético cumplió en el centro de la defensa. Por otro lado, Lucas Pérez se quedó fuera de la convocatoria. El club anunció escasos minutos antes del encuentro que tenía una “fuerte contusión”.

Abelardo había elegido este once para saltar al césped. Sin embargo, Laguardia se lesionó en el calentamiento y entró Tachi en su lugar. Foto: @Alaves

Bordalás salió con 3 centrales y un planteamiento muy duro, como es habitual en el conjunto azulón. Y el Alavés entró en su juego. Esto se tradujo en una primera parte no demasiado atractiva, que terminó con 24 faltas. Dos de las más duras se las hizo Arambarri a Joselu en el comienzo del partido. La primera fue sancionada con tarjeta amarilla; la segunda, aunque la mereció, se la perdonó el colegiado.

En todo caso, el Alavés respondió al juego ‘canchero’ del Getafe con su misma medicina, por lo que ambos equipos paraban una y otra vez el encuentro. Los de Abelardo trataban de salir una y otra vez al contraataque, pero no crearon peligro real. El Getafe tampoco estaba cómodo sobre el césped, y no llegó con claridad a la portería de Pacheco. Este fue el único remate del vitoriano en la primera mitad:

Los parones y los balones aéreos hicieron que fuera muy difícil para ambos equipos conseguir ocasiones claras. Tan solo una jugada a balón parado podía decantar el encuentro, y el Getafe estuvo a punto de hacerlo en el minuto 40. Un córner mal defendido por parte del Alavés estuvo cerca de costarle el primer gol. Sin embargo, sobre la línea de gol Tachi sacó con la cabeza un disparo que iba directo a la red.

Muy poco juego

El encuentro continuó por el mismo camino en la segunda mitad. El número de interrupciones seguía siendo el mismo, o mayor. En esa situación, el Getafe generó varios ataques peligrosos en la fase central del segundo tiempo. Aún así, tampoco fueron ocasiones muy reseñables, aunque sí que hubo más de un centro peligroso al área alavesista.

El Alavés también tuvo una buena ocasión en el minuto 64. Un saque de falta de Pacheco casi desde su área llegó hasta la línea de fondo rival. Desde allí, Luis Rioja centró, pero el lanzamiento posterior de Martin Agirregabiria pegó en Cucurella y se quedó en nada.

Abelardo intentó amarrar con los cambios el punto que le daba el empate a cero

Los cambios no llegaron hasta el minuto 34 de la segunda parte. Abelardo optó por quitar a Deyverson para meter a Battaglia en el centro del campo. Poco después Rioja también se fue al banquillo para dejar su puesto a Adrián Marín. Abelardo intentó de esta manera amarrar el punto que le daba el empate a cero. Bordalás también cambió algunas piezas, y metió al campo a su máximo goleador, Ángel.

En el minuto 90 Arambarri tuvo la más clara de la segunda mitad. El jugador azulón se quedó solo en el segundo palo tras un saque de falta, pero no envió el balón entre palos. El Deportivo Alavés terminó el partido embotellado en su área, pero los madrileños no fueron capaces de anotar y el partido terminó con un justo empate.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad