El Alavés asalta el Ciutat de Valencia para empezar la segunda vuelta

18 enero, 2020

El Glorioso muestra su versión más vertical para vencer al Levante con gol de Aleix Vidal (0-1)

El Deportivo Alavés no puede empezar mejor la segunda vuelta. El triunfo ante el Levante fue por la mínima, pero se vio a un equipo más incisivo y vertical que en anteriores encuentros. El gol de Aleix Vidal en el 64 fue decisivo, aunque los babazorros pudieron matar el partido más adelante. Solo un magistral Aitor Fernández evitó un resultado más abultado.

alaves levante laliga

Aleix Vidal marcó por segunda vez consecutiva en Liga tras dos años sin ver portería. Foto: LaLiga

El Levante tuvo ocasiones de sobra para empatar o adelantarse, pero la solidez defensiva de Laguardia o los reflejos de Pacheco dejaron la portería albiazul a cero. El gol de Aleix llegó tras un gran contragolpe visitante que pilló por sorpresa a la zaga local. Lucas Pérez pudo ampliar la diferencia en numerosas ocasiones, pero no tuvo fortuna el delantero gallego. Sufrió hasta el final el Glorioso, aunque al final se llevó unos tres puntos muy necesarios para marcar distancias sobre el descenso.

  • Debut de Camarasa

Garitano no perdió tiempo y lanzó al fichaje más sonado al once inicial. Víctor Camarasa regresó al Glorioso como titular en la posición habitual de Tomás Pina, junto a Manu García. En el resto de posiciones no hubo sorpresas: Fernando Pacheco en la portería, Ximo Navarro, Víctor Laguardia, Rodrigo Ely y Rubén Duarte en la Zaga; Aleix Vidal y Luis Rioja en bandas con Joselu y Lucas Pérez en punta.

La presencia de Camarasa daba sobre el papel de un enfoque más ofensivo al plan albiazul, aunque el equipo se limitó a esperar y a aguantar los envites del Levante en la primera mitad. Los locales cogieron el balón y llegaron en más ocasiones a la portería de Pacheco, aunque casi siempre desde lejos y sin opciones claras de gol.

Laguardia resultó providencial para evitar las ocasiones de gol granotas. Foto: LaLiga

Los dos guardametas apenas intervinieron en los primeros 45 minutos: Pacheco para blocar un cabezazo de Melero y Aitor para detener un disparo lejano de Joselu en la mejor ocasión del Alavés. Poco más dejó una primera mitad muy igualada entre ambos conjuntos, con los babazorros ganando más balón conforme se acercaba el descanso.

Mucho más animada comenzó la segunda mitad, con el Levante asediando la portería albiazul y después Lucas Pérez con una gran galopada que casi pilla desprevenida a la zaga granota. Fue el preludio de los mejores minutos del Alavés, que por primera vez le ganaba la partida al Levante en agresividad.

alaves levante laliga

Víctor Camarasa jugó un primer partido más que decente como conductor albiazul. Foto: LaLiga

Con el equipo más volcado en la ofensiva Garitano realizó su primer cambio: entró Borja Sainz por un Luis Rioja poco participativo. Fue entonces cuando el Alavés anotó su gol por medio de un contragolpe de libro. El Glorioso sacó un balón de su misma área que tras varias combinaciones definió Aleix Vidal para poner el 0-1 en el Ciutat de Valencia. Lo estaba buscando el Alavés y lo consiguió por medio del extremo, que anota su segundo gol consecutivo en liga.

Pero el Levante no se iba a quedar de brazos cruzados. La entrada de Hernani dio un mayor desborde al cuadro local. Aun así, la zaga liderada por Laguardia detuvo una y otra vez las oportunidades rivales. El Glorioso buscó matar el partido a la contra, pero Aitor Fernández lo evitó en repetidas ocasiones.

Un reducido grupo de aficionados albiazules disfrutó de la victoria en el Ciutat de Valencia. Foto: LaLiga

Entre ocasiones de unos y otros Garitano sustituyó a Aleix Vidal e introdujo a Pere Pons para buscar un esquema más defensivo. El último cambio buscó precisamente lo mismo con la introducción de Martín Aguirregabiria por un más que correcto Camarasa en su debut. Se quedó sin debutar el otro fichaje de invierno, Ismael Gutiérrez.

Entre opciones desaprovechadas para sentenciar y búsquedas desesperadas del Levante acabó muriendo el partido. Pitido final revitalizante para un Alavés que se sitúa con 23 puntos, a 8 del descenso con la jornada recién empezada.