Las familias de Aldaialde vuelven a exigir su colegio

29 febrero, 2020

Educación reconoce que la licencia condicionada no permitiría iniciar el proyecto tal y como está configurado

Las familias de Aldaialde volvieron a protestar este viernes para exigir el inicio de las obras de su colegio. Para ello protagonizaron una caravana desde el colegio actual hasta el Gobierno Vasco en Lakua. Finalmente realizaron una fiesta en el solar de Borinbizkarra en el que estará el colegio.

El jueves Educación explicó que sería necesaria una nueva licencia para poder iniciar las obras antes de que se apruebe el soterramiento del ferrocarril. De esta forma considera que no sería válida la licencia condicionada para iniciar las obras antes de que se apruebe el nuevo estudio informativo del soterramiento.

"El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz aprobó una “licencia condicionada”; un permiso con el que el ayuntamiento buscaba facilitar al Gobierno Vasco el inicio de los trabajos. El equipo jurídico determinó que existía la posibilidad de acometer los trabajos, pero en dos fases diferenciadas, para lo que sería necesario que el ayuntamiento aprobará una nueva licencia", aseguró Educación.

El retraso en las obras sigue prolongándose, mientras se imparten clases en barracones ubicados a más de dos kilómetros de la ubicación definitiva del colegio. Las familias exigen medidas que permitan de una vez iniciar las obras de Aldaialde. Una construcción que se prolongará dos cursos más, en los cuales los barracones acabarán saturados y necesitarán nuevas adecuaciones.