Premio a la reputación enfermera para el ambulatorio Olaguibel

26 junio, 2024

La residencia San Prudencio obtiene el 4º puesto entre los centros sociosanitarios con mayor reputación

El ambulatorio Olaguibel tiene premio. El de reputación enfermera 2023, que concede el propio personal sanitarios de todo el país. El centro de Atención Primaria vitoriano ha quedado en tercer puesto a nivel nacional.

No ha sido el único con reconocimiento en Álava. También el centro integral de atención de mayores San Prudencio ha obtenido una cuarta posición.

Excelencia en gestión y práctica

Ambulatorio de Olaguibel Álava premio reputacion enfermera

Los premios, que organiza el Monitor de Reputación Enfermera (MRE), reconocen la excelencia en la gestión y la práctica enfermera en hospitales, centros de salud y sociosanitarios de toda España. Cumplen su novena edición, y han participado 2.304 profesionales de enfermería, 320 gestores de enfermeros y 223 gerentes y directivos de  hospitales.

Y es que son las miles de opiniones del personal de enfermería las que permiten elaborar este ranking reputacional y, por ende, conceder los premios. Todo un reconocimiento profesional.

Residencia San Prudencio premio reputacion enfermera

Ha sido la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Álava (COEA), Hosanna Parra, quien ha entregado los galardones a los representantes de los centros alaveses. Lo ha hecho en un acto celebrado  en la sede del Consejo General de Enfermería.

Techo de cristal

Durante el mismo, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha enfatizado el compromiso de la enfermería con el liderazgo y la toma de decisiones en salud.  "Las enfermeras llevan años demostrando su compromiso con la sociedad y el sistema sanitario mediante el liderazgo y su acceso a los puestos en los que se toman decisiones de salud", ha destacado.

"Nuestra preparación académica y profesional nos habilita para llegar allí donde nos propongamos. Sin embargo, sigue existiendo un techo de cristal a nuestra profesión: una clasificación a nivel administrativo -grupo A2- que es incorrecta, injusta, discriminatoria y arcaica", ha planteado.

Pérez Raya también ha subrayado la necesidad de modernizar la legislación que regula la profesión enfermera: "Esa enorme injusticia, ese anacronismo, esa situación absurda supone un perjuicio indirecto para la atención sanitaria de las personas. Para las enfermeras representa un atentado contra el talento y la profesionalidad".