Arranca, 31 meses después, la ampliación del aparcamiento de Ariznabarra

23 octubre, 2020

El Ayuntamiento anunció en marzo de 2018 un aparcamiento en Ariznabarra

La obra del aparcamiento de Ariznabarra ha arrancado este viernes 23 de octubre de 2020. El 2 de marzo de 2018 el Ayuntamiento anunció a los vecinos este proyecto, que ha tardado 31 meses en ser realidad.

La infraestructura compensará la pérdida de plazas por el BEI en Castillo de Fontecha. El proyecto costará 239.472 euros y los trabajos correrán a cargo de la empresa Campezo Obras y Servicios. Las obras durarán medio año.

El parking se habilitará en la parcela junto al Centro Sociocultural de Mayores de Ariznabarra. Es un espacio de unos 3.000 metros cuadrados que es ahora mismo jardín. “Por el momento, se ha vallado la parcela, se han colocado las casetas de obra y se han iniciado los primeros trabajos en el terreno”, explica el concejal de Movilidad y Espacio Público, Raimundo Ruiz de Escudero.

La nueva infraestructura contará con 101 plazas (en un principio se habló de 130) de las cuales tres estarán destinadas a vehículos utilizados por personas con movilidad reducida y otras cuatro a recarga de vehículos eléctricos. Pero no se instalarán por ahora los postes de recarga. También habrá 6 plazas para motos. Además, la línea de aparcamiento de Castillo Quejana, a la altura del establecimiento comercial, pasará de línea a batería. Una medida con la que se lograrán 8 nuevas plazas de estacionamiento extra.

Los accesos al parking, tanto la entrada como la salida, se realizarán desde la calle Castillo de Quejana, con sendos vados de 5 metros de anchura. Además, el aparcamiento se ajardinará en su perímetro y en las isletas internas, donde también se plantarán nuevos árboles.

Las plazas regulares serán de 4,75 metros de longitud y 2,40 de anchura, de acuerdo con la normativa existente. Las destinadas a movilidad reducida, por su parte, tendrán 5 metros de largo; 3,7 de ancho, y estarán dispuestas cerca de los accesos peatonales del aparcamiento.

Los trabajos consistirán, fundamentalmente, en excavaciones, rellenos de tierra, pavimentación y labores de pintado. También se aprovechará la intervención para mejorar la red de saneamiento, el alumbrado y se instalará un sistema de riego por goteo.