Aparcar en el Casco Viejo: misión casi imposible

6 julio, 2021

En las últimas dos décadas se han reducido mucho las opciones para los vecinos del barrio

Aparcar en el Casco Viejo es casi misión imposible. Este barrio es, con mucha diferencia, el que menos plazas de aparcamiento tiene por número de vehículos. Los cambios que desde hace años han llevado a cabo los diferentes alcaldes de Vitoria-Gasteiz han hecho que la zona más antigua de Vitoria-Gasteiz sea más para peatones y bicicletas. Y, por tanto, menos para vehículos motorizados.

Los aparcamientos del Cantón de Santa Ana desaparecerán esta semana. Imagen: Google Maps.

La peatonalización a partir de esta semana de la parte alta de la Almendra Medieval quitará unas 20 plazas más del barrio. Un daño colateral de que los vehículos privados no vayan a poder circular por las calles más altas del Casco Viejo.

Demanda histórica

Peatonalizar completamente la parte alta de la almendra y reducir al máximo el tráfico en el barrio era unademanda histórica de la Asociación de Vecinos. En 2019 ya pidieron bolardos en todos los accesos a la almendra, y que solo se levantasen para la carga y descarga tanto de los locales como de los vecinos del barrio. Una carga y descarga que está permitida hasta las 11:30 desde abril.

Barrancal y Santa Ana sirven como atajo para ir de este a oeste sin parar en el Casco

Hasta ahora, algunas zonas como el Cantón de Santa Ana o Barrancal se han utilizado como atajo para circular de un punto a otro de Vitoria-Gasteiz. Algo que no gustaba a los vecinos, y que con estas nuevas medidas, ya no sucederá (al menos en lo alto de la colina). De hecho, era una de las medidas que el Ayuntamiento se había comprometido a poner en marcha en el Casco Viejo antes de abril de 2022.

Mapa de la demanda de los vecinos en marzo de 2019.

En aquel momento, la Asociación de Vecinos Gasteiz Txiki también pidió alternativas para aparcar el coche privado, convirtiendo en zonas OTA parte de los parkings de Molinuevo, Artium, Olaguibel, Juan de Ayala y Zaldiaran. Una de las propuestas era convertir parte de estos parking en plazas de rotación para los vecinos, con un precio similar al del abono anual de la OTA. Sin embargo, el Ayuntamiento aún no ha tomado ninguna medida en este sentido.

Aparcamientos eliminados

Pero sin alternativas, de momento, siguen los problemas para aparcar. En este siglo, el Ayuntamiento ha peatonalizado, creado carriles bici y calles 20 y 30 en gran parte de los espacios que aún no los tenían. Y han perdido aparcamientos en superficie. Es el caso, por ejemplo, de las calles Cubo, Bueno Monreal, San Ildefonso, Portal de Arriaga, Cercas Bajas o Vicente Goikoetxea.

El carril bus en la calle Francia también eliminó hace casi dos décadas todos los aparcamientos de esta calle. A ello hay que unir las reformas de la Plaza Bilbao y la Plaza San Antón, lugares que antes eran aparcamientos. La mucho más reciente reforma de San Ignacio de Loyola también ha dejado la calle sin prácticamente aparcamiento. En la zona sur, las ‘nuevas’ Cuesta de San Francisco, Estatuto de Gernika, Mateo Moraza y la futura Plaza de la Memoria también han eliminado muchos lugares para dejar el coche.

El parking entre las calles Santa María y Las Escuelas es una de las pocas opciones para dejar el coche en el Casco Viejo. Foto: Google Maps.

Además, está previsto también que el Ayuntamiento intervenga en los próximos años en Portal del Rey. Hace pocas fechas se ha informado también de que las calles Abrevadero y Nueva Fuera también van a entrar dentro de este proyecto. Aún no se sabe como afectará esto a los aparcamientos, ya que los proyectos aún no han comenzado. Sin embargo, todo hace indicar que se eliminarán, sino por completo, en gran parte.

Alternativas

Las personas que viven en el Casco Viejo tampoco lo tienen fácil para aparcar en otros barrios limítrofes. Y es que las calles cercanas a la almendra también han reducido muchísimo su número de aparcamientos. En la zona norte, Portal de Arriaga se ha quedado sin aparcamientos junto al Parque del Norte.

Algunas calles con aparcamientos no tienen OTA para residentes

En el este, Arana y Libertad también se han quedado en los últimos lustros con solo un lado para aparcar. Además, gran parte son plazas de carga y descarga. Portal de Legutiano (también con menos plazas) y Monseñor Estenaga son calles, en su mayoría, con aparcamiento a los dos lados. Sin embargo, ambas son zona azul, por lo que los residentes no pueden aparcar en ellas con su OTA. Además, el entorno del Artium también se peatonalizó completamente con la llegada del museo en 2002.

En la zona sur, el Ensanche no ofrece demasiados lugares para dejar el coche. Y en la oeste las reformas en los últimos años de calles como Beato Tomás de Zumarraga también ha reducido las opciones.

Aparcar en el Casco Viejo

  • Negro: Aparcamientos eliminados esta semana.
  • Rojo: Aparcamientos eliminados durante este siglo.
  • Naranja: Aparcamientos a un solo lado de la calle.
  • Verde: Aparcamientos a los dos lados de la calle, o parking.
  • Gris: Aparcamientos susceptibles de eliminarse o reducirse en los próximos años por reformas.

Leer más...

3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Pinto dice:

    Creo que ha llegado ya la hora de tomar en serio la búsqueda de soluciones al problema de aparcamiento, en este caso, de las vecinas y vecinos del casco. Cada vez que el ayuntamiento planifica una peatonalización o reformas en calles que afectan al aparcamiento, debería de incluir en el proyecto una alternativa a las plazas eliminadas. Hay muchas propuestas sobre la mesa, el artículo menciona algunas. Solo falta abordar con seriedad el reto. Espero que alguién lo haga en breve. Ea hemendik gutxira erronka horri aurre egiteko aukera mahai gainean ikusten dugun!

  2. eltiotrompa dice:

    pues yo siempre encuentro sitio libre para aparcar en el casco viejo y siempre a la primera nunca he tenido quedar vueltas para buscar un sitio para aparcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad