Los apartamentos passivhaus más grandes de Europa enseñan el piso piloto

30 octubre, 2021

El edificio de Plaza del Renacimiento es una promoción en la que los propietarios serán pequeños inversores

Vitoria-Gasteiz estrenará en abril Ura, el bloque de apartamentos passivhaus más grande de Europa. Un edificio ubicado en la Plaza del Renacimiento, junto al Iradier Arena, con 180 apartamentos. En lo más alto habrá una azotea con piscina, y en la planta baja una cafetería abierta a toda la ciudadanía, que mirará a la Plaza.

piso piloto en apartamentos vitoria renacimiento

Piso piloto en el apartamento de Plaza del Renacimiento: la cocina y el baño están a la entrada

El edificio abrirá como una alternativa para estudiantes, emprendedores y otras personas que buscan estancias de hasta 12 meses. También tendrá un espacio para estancias breves, más de tipo turístico.

Los propietarios

El edificio pertenece a pequeños propietarios, que han adquirido los apartamentos como una inversión. La mayoría de estos propietarios ha adquirido un solo apartamento, aunque hay quienes tienen dos o tres apartamentos. Sus propietarios no pueden vivir en el inmueble: Kategora gestionará el alquiler para corta y media estancia (hasta 12 meses). Tan solo podrán disfrutar de su apartamento una semana al año.

A cambio de la gestión de Kategora los propietarios recibirán cada año una rentabilidad del 4% fija, a la que se sumará un pago variable cada año en función de la explotación. El reparto será proporcional: es decir, no se atenderá a la ocupación de apartamento, sino a la gestión conjunta de la que se restará los costes de gestión y mantenimiento. El edificio creará más de 30 puestos de trabajo para la gestión. Todas las reformas, seguro, suministros, arreglos o cambio de mobiliario irán a cargo de la gestora del edificio, no de los propietarios.

piso piloto en apartamentos plaza renacimiento passivhaus

Piso piloto en el edificio de Plaza de Renacimiento

La mitad de los propietarios de estos inmuebles son vitorianos y otro 25% del resto de Euskadi. Los pisos salieron a la venta por entre 100.500 y 185.000€.  Son pisos de 1 y 2 habitaciones, de entre 26 y 46 metros cuadrados. Actualmente solo quedan dos viviendas a la venta.

El alquiler correrá a cargo de Kategora durante 10 años. Será una gestión conjunta de todo el edificio, y tras esos 10 años los propietarios sacarán a concurso la gestión. El edificio no se puede convertir en viviendas, ya que no está calificado como tal. Eso sí, los propietarios podrán vender en cualquier momento los apartamentos a quienes quieran, siempre con el mismo objetivo inversor.

Los inquilinos

En los próximos meses saldrá a la venta el alquiler de estos espacios. Para los inquilinos el edificio Ura apuesta por el 'coliving'. El apartamento aspira a hacer comunidad para quienes allí se alojen. La planta inferior tendrá un amplio espacio para que los residentes convivan. Una propuesta pensada especialmente para los que vienen a vivir a Vitoria-Gasteiz, una ciudad en la que cuesta crear nuevas relaciones sociales.

"Es difícil llegar a una ciudad que no conoces y relacionarte si vas a un piso tradicional. Aquí podrás conocer gente y relacionarte con ella", asegura el responsable de Kategora. Habrá salas de trabajo en equipo, espacios de ocio con billares, un txoko para encuentros y una zona de coworking para el estudio. Además, habrá un jardín exterior en la planta baja, que complementará la piscina de la azotea.

Las habitaciones tienen cocina y baño, y la mayoría son estudios de 1 habitación, aunque también hay algunos apartamentos de dos habitaciones.

Passivhaus

El edificio tendrá tecnología Passivhaus, que reducirá al máximo el consumo energético. Para calentar el edificio se han realizado 18 sondas de 150 metros en el subsuelo, que calentarán los apartamentos mediante geotermia con suelo radiante. Además se han aprovechado al máximo en las zonas comunes la orientación y la búsqueda de luz. También contará con placas fotovoltáicas que alimentarán el servicio de calefacción.

El edificio contará con calificación energética A y se convertirá en el bloque de apartamentos más grande de Europa con certificación Passivhaus.