Advertisement
Advertisement

Comercio en Vitoria-Gasteiz: el dilema de abrir más para resistir y combatir a internet

31 julio, 2018

¿Comprarías más en el comercio local de Vitoria si abrieran más? ¿Solo es posible abrir en festivos a costa de la conciliación?

La apertura de Supercor en Vitoria el pasado mes de mayo ha reabierto el debate sobre los horarios en el comercio en Vitoria. En la capital alavesa la mayoría de comercios cierran entre las 20:00 y las 21:00 y no abren domingos y festivos. En Euskadi siempre se ha respetado el cierre de comercios en días festivos, como resultado de un pacto entre sindicatos y patronales.

¿Está parte del sector servicios de Vitoria resistiéndose a una realidad imparable? ¿Se pierde en conciliación necesariamente por abrir domingos y festivos? La opinión en la calle está dividida al igual que entre los siguientes protagonistas. Hablamos con algunos comerciantes y sindicatos con opiniones diversas: ¿con qué parte coincides más? Dale al play:

¿Compensa abrir en festivos? Para el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Calle Gorbea, Victor Manuel Ibañez, las necesidades de los clientes en Vitoria están suficientemente cubiertas con las horas que abren. De hecho, "más del 40% del tiempo estamos prácticamente mirando", asegura.

En este sentido, Ibañez recuerda que se han hecho experiencias de apertura durante el mediodía y han resultado un desastre. “Vitoria no es Madrid o Barcelona, donde la gente se va de casa a las 8:30 y vuelve a las 22:00. Nadie trabaja en la capital alavesa 12 horas seguidas para no disponer de tiempo bien a la mañana o a la tarde, otra cosa es que busque más el ocio que venir a las tiendas a comprar”.

72 comercios cerraron en 2017

Desde el sindicato LAB,  Bittor González, responsable del área de servicios privados de Álava, asegura que por abrir más no se vende más. "Abriendo en festivos las empresas no se benefician, sino que tienen más gastos por mantener a la gente. Además “el poco empleo que se pueda generar con las aperturas en grandes empresas o cadenas destruye al pequeño comercio”. Según el último informe sobre comercio minorista elaborado por el Ayuntamiento de Vitoria, en 2017 cerraron 72 establecimientos, 27 en el primer semestre del año y 45 en el segundo. En 2016 sólo un negocio cesó su actividad.

Hay que adaptarse siendo coherente con lo que haces

La ley permite abrir a los establecimientos con una superficie útil inferior a 150 m² y las tiendas dedicadas a la venta de pastelería, repostería, pan, platos preparados, prensa, combustibles, flores o ubicadas dentro de las estaciones de tren, aeropuertos o zonas de gran afluencia turística…

Es el caso de comercios como Guereñu regalos, con dos tiendas en el centro de la ciudad. Su propietario Mikel López de Guereñu explica que el perfil de su público es el de un turista que se mueve los fines de semana.

Por lo tanto se adaptan a la situación, respetando eso sí, el número de horas estipuladas: “Si abro el domingo cierro lunes o martes y el trabajo nos lo repartimos" asegura.