Araski no puede con el líder pese a tener la última posesión

2 diciembre, 2013

El Araski tuvo el último tiro para ganar un partido peleado en el que compitió de tú a tú con el Alcobendas, uno de los líderes de LF2. Un punto abajo y posesión: al Araski le quedaban 9 segundos para lograr la primera victoria de la temporada, ante un público entregado que contuvo el aliento […]

DSC_0319El Araski tuvo el último tiro para ganar un partido peleado en el que compitió de tú a tú con el Alcobendas, uno de los líderes de LF2. Un punto abajo y posesión: al Araski le quedaban 9 segundos para lograr la primera victoria de la temporada, ante un público entregado que contuvo el aliento primero ante la penetración de Izaskun González, ahogó un grito cuando se trastabilló, y suspiró cuando vio que el tiro no entraba, y que el segundo que quedaba en el marcador se iba con el partido. Un final doloroso e inmerecido para unas jugadoras y un equipo que jugaron como para haber logrado algo más.

El partido se presentaba muy complicado para las locales, puesto que venía a Gasteiz uno de los equipos líderes de la categoría, el Alcobendas de Madrid, que partía invicto (5-0), ante un Araski que aún no había sumado la primera victoria de la temporada. Si bien los precedentes hacían suponer una gran desigualdad a favor de las visitantes, las chicas de Madelén Urieta no estaban dispuestas a darse por derrotadas de antemano, y la supuesta desigualdad de potencial no fue tal sobre el campo.

El primer cuarto comenzó con un buen ritmo por parte de las jugadoras del Araski, sabedoras de que al Alcobendas le convenía más un tempo pausado. Un parcial de 9-2 de inicio, sustentando en el descaro y el buen hacer de las jóvenes jugadoras Molinuevo y Conde, fue el primer aviso para un Alcobendas que suele acostumbrar a especular bastante con el marcador durante amplias fases de los encuentros. Tras la sorpresa inicial, las visitantes ser rehicieron rápidamente, y de la mano de las potentes Salgado (8 puntos en este cuarto) y Mangada, equilibraron el cuarto, y lograron ponerse por delante (15-18 al final del 1º cuarto).

Al inicio del segundo cuarto, las cosas continuaban por el mismo cauce: el Araski jugaba en equipo, repartiendo mucho la anotación y logrando canastas trabajosas y elaboradas. Por contra, las visitantes se encomendaban a Salgado, que con dos triples y 10 puntos anotados en el cuarto se mostraba infalible. Además, el rebote ofensivo de Alcobendas comenzó a hacer mucho daño a las locales, que veían cómo las madrileñas gozaban de segundas y terceras oportunidades. Algunas canastas fáciles falladas por las locales impedían que el partido se cerrase aún más, y se llegaba al descanso con un 30-35 en el marcador. El primer tiempo había dejado buenas sensaciones y un partido serio por parte del Araski.
El tercer cuarto, una de las jugadoras más importantes de las visitantes, la pívot Cuevas, muy bien defendida hasta ese instante, hizo su aparición con 6 puntos, demostrando que por algo es una de las interiores más determinantes de la categoría. De su mano, y con la ayuda de las aleros, el Alcobendas siguió cargando el rebote ofensivo, y haciendo mucho daño, ya que no lograban anotar con buenos porcentajes, gracias a la defensa de las locales. El Araski logró frenar muy bien a Salgado en esta segunda parte (solo 2 puntos, para 20 totales), y comandadas por una Hislop muy incisiva, con 8 puntos en este cuarto, y muy cómoda en la posición de 1 por segundo partido consecutivo, lograban mantener las distancias. Pero un arreón final con triple de Feaster (jugadora recién fichada por el Alcobendas, con amplia trayectoria en la WNBA y en LF) dejó el marcador en un 40-49, y un cuarto por delante.

El inicio de los últimos diez minutos no fue fácil para el Araski: un 0-4 de inicio, de la mano de Mangada, ampliaba la diferencia a favor de Alcobendas a la máxima del partido, 13 puntos (40-53). Pero las chicas del Araski no estaban dispuestas a dar su brazo a torcer, y poco a poco, jugada a jugada, y subiendo las líneas y la intensidad defensiva, comenzaron a agotar al Alcobendas, y a recortar la diferencia. Las pívots locales, especialmente una Kassongo muy activa en el rebote y en la intimidación, y García-Sampedro, renqueante pero jugando a gran nivel, se cerraban muy bien sobre las pívots rivales, provocándoles muchos errores, y terminaron por desquiciar a Cuevas (hasta 7 pérdidas tuvo).

El Araski veía que todo era posible, y gracias al apoyo y al empuje de la afición, comenzó a creer realmente en la victoria. El luminoso mostraba una ventaja de 4 puntos para las visitantes, 51-55, pero un triple de Velasco, a la postre decisivo, dejó helado el pabellón. Pero aún había tiempo, y tras una jugada elaborada, en la que el Araski movió muy bien el balón, la base González lanzó un triple sobre el que cometieron falta clara... y el triple terminó entrando a tablero, y propició una jugada de 4 puntos con el tiro libre posterior anotado. En esos instantes, García-Sampedro tuvo que abandonar el parqué, resentida de su lesión en los isquiotibiales. Aún habría tiempo para una última canasta de Hislop, con la que el Araski se colocaba a un punto (57-58). Tras un nuevo error en el tiro del Alcobendas, las locales tuvieron 9 segundos para anotar la canasta de la victoria, pero finalmente la penetración de González no entró, y el Araski no pudo celebrar en casa su primera victoria.

Es de resaltar que por primera vez esta temporada el Araski jugó un partido muy completo, de principio a fin, con todas las jugadoras aportando su granito de arena. La excesiva diferencia en el rebote (38 a 49 para Alcobendas, con casi tantos rebotes ofensivos, 23, como rebotes defensivos del Araski, 24) y pequeños fallos fueron decisivos, y la diferencia de valoración a favor de las locales (64 a 45) no fue suficiente para refrendar la victoria.

Cabe destacar también el ánimo y el apoyo del público de Mendi, que estuvo muy encima durante todo el encuentro, y que fue decisivo para mantener al equipo metido en partido durante los 40 minutos. Al descanso se vivió la presentación de todo el Club, en el que tuvieron un papel protagonista las niñas de las categorías inferiores y de las ikastolas y colegios convenidos, que son el futuro de este baloncesto. Ahora, queda por delante una semana en la que no habrá partido, para seguir trabajando y recuperar jugadoras tocadas, antes de afrontar el importantísimo partido que juega en Tenerife el Araski el domingo 15 de diciembre.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad