Arden dos colchones del Centro de Menores Bideberria

14 julio, 2014

Los trabajadores despedidos ya lo avisaron, y este sábado hubo un primer aviso importante. La Diputación acometió en mayo un fuerte recorte de personal en el Centro de Menores Bideberria. Recorte que afectó sobre todo a los cuidadores, encargados de garantizar el control del Centro y la seguridad. La desaparición de esta figura, que implica […]

bideberria despidosLos trabajadores despedidos ya lo avisaron, y este sábado hubo un primer aviso importante.

La Diputación acometió en mayo un fuerte recorte de personal en el Centro de Menores Bideberria. Recorte que afectó sobre todo a los cuidadores, encargados de garantizar el control del Centro y la seguridad. La desaparición de esta figura, que implica además el recorte de un tercio de la plantilla, ha provocado que los menores se hagan con el control del centro. En las últimas semanas los ocupantes de este centro han acabado imponiéndose a las normas existentes en Bideberria. La falta de personal y la ausencia de cuidadores provoca una total indefensión por parte de los trabajadores.

El espectáculo más grave hasta la fecha tuvo lugar el pasado sábado por la noche, cuando ardieron dos colchones en Bideberria. Los bomberos accedieron al edificio provistos de mangueras para extinguir con agua, pero no fue necesario, porque uno de los monitores lo había apagado con un extintor, por lo que procedieron a ventilar el establecimiento, que dispone de varios dormitorios, baños y una sala de estar.

Los trabajadores despedidos (un tercio de la plantilla) denuncian que esta situación va a ir en aumento, ya que la actual plantilla no garantiza el cumplimiento del reglamento por parte de los chavales. El despido del personal estuvo lleno de numerosas denuncias por irregularidades, ya que fue la Diputación quien pagó la indemnización de estos despidos, cuando el personal pertenecía a una asociación a la que subrogaron los contratos.

El fuego en un contenedor de papel en la calle Coronación y en dos colchones de sendas literes del centro de menores Molinuevo, en la calle San Ignacio de Loyola, motivaron los avisos a los bomberos en la noche del pasado sábado.

El primero de ellos se recibió en el parque a las 22.34 horas y en la comunicación se informaba del fuego en dos colchones del centro de menores. Los bomberos accedieron al edificio provistos de mangueras para extinguir con agua, pero no fue necesario, porque uno de los monitores lo había apagado con un extintor, por lo que procedieron a ventilar el establecimiento, que dispone de varios dormitorios, baños y una sala de estar.

Minutos más tarde, a las 22.36 horas, se informó a los bomberos del incendio de un contenedor de papel en la calle Coronación, a la altura del número 20, que apagaron con agua.

Los bomberos también cortaron una fuga de agua en una tubería de gran diámetro, localizada en una zona de obras en la calle Helsinki, y colocaron unas tablas sobre una alcaltarilla a la que faltaba la tapa, en la calle Río Bayas. Ambas intervenciones fueron en la tarde del pasado sábado.

Durante la jornada del domingo, los bomberos prestaron apoyo a la organización del Tratlón Vitoria, con la zodiac en el pantano y con otros servicios en la ciudad.

Humo en el aparcamento de El Boulevard

El humo en un turismo en el aparcamiento del centro comercial El Boulevard generó la alarma y motivó el aviso a los bomberos, a las 20.34 horas del pasado viernes. Comprobaron que el humo se debía a un problema en los frenos traseros, por un calentamiento. Se refrigeró el vehículo con el agua de una boca de incendio equipada del propio centro comercial hasta que bajó la temperatura.

El humo en la escalera de una comunidad de la plaza de la Constitución hizo necesario un aviso a los bomberos el pasado viernes, que comprobaron que procedía de una maceta del portal, a la que echaron agua y, posteriormente, ventilaron la caja de la escalera.

A primeras horas de la tarde del viernes colocaron unas tablas de madera sobre una tapa rota de una arqueta de alumbrado, en la calle Baiona, a la altura del número 11. Otras dos intervenciones estuvieron motivadas por la presencia de avispas en una fachada en la calle Antonia María de Oviedo y en el hueco junto a una ventana de una vivienda en Zaduendo.

se ha produciudo por falta de seguridad, para que no se líen. los trasladan

no es que no haya problemas. solo con la presencia ya las tenían que hacer.