Armentia recupera la fiesta con blusas, bolos, talos y mucha alegría

28 abril, 2022

Miles de alaveses suben a Armentia tras dos años sin tradición de San Prudencio

Armentia ha recuperado la emoción de la romería. Una edición marcada por la lluvia, y en la sentarse en las campas no es lo más recomendable. Había ganas de romería, y ya desde las 10:00 los más madrugadores probaban los primeros talos. Un día especial para Laura, vecina de Armentia que con 24 años se ha convertido en la primera mujer que porta el santo en la procesión en torno a la Basílica.

En la bolera sigue viva una tradición muy nuestra: el bolo alavés. La cultura americana se ha comido en parte esta tradición, que aún sigue presente en muchos pueblos. El Bolo Alavés requiere mucha "maña": una bola de madera circula sobre un riel de madera, al fondo del cual le espera el bolo a derribar, y otros dos en los extremos.

Basatiak quiere instaurar otra tradición entre las cuadrillas de Blusas y Neskak. Son varios los que visitan las campas vestidos con sus trajes, pero hoy Basatiak ha rendido homenaje a San Prudencio y ha puesto la música con la Txaranga. Al mismo tiempo miles de personas recorrían los puestos para buscar los productos típicos de nuestra tierra: pastel vasco, quedo idiazabal, sidra, rosquillas, pastelería, embutido...

La romería seguirá todo el día. Y aunque el tiempo no acompaña se espera que por lo menos no llueva. Eso sí, ten en cuenta que este año la verbena no será en las campas, sino en el parking de El Caserón, un espacio en el que podrás bailar sin embarrarte.