Artium estrena jardín

5 julio, 2018

El museo alavés crea un espacio verde en su plaza interior donde se integran cultura y naturaleza

jardín artiumLos visitantes de Artium podrán disfrutar a partir de hoy mismo de un nuevo espacio de contacto con la naturaleza y la cultura. El Jardín de Artium es una nueva área de 200 metros cuadrados en el ala sur de su plaza interior. En ella se han instalado una cincuentena de grandes jardineras que albergan una amplia diversidad de especies vegetales.

Además de ofrecer un espacio de descanso al aire libre para los visitantes del Museo, este jardín será el centro de distintas actividades culturales y talleres para familias durante el verano y añadirá además un área de esparcimiento abierto a los barrios del Anglo y del Casco Medieval.

  • Experiencias que podrás vivir en el jardín

El Jardín de Artium, que abrirá al público a diario de 10:00 a 22:30 horas, pretende entre otras cosas establecer una conexión entre cultura y naturaleza. De esta manera, se podrá experimentar con la propuesta Los 5 sentidos: Las plantas, frutos, flores, sustratos, piedras,… se convertirán en aliados para jugar con nuestros cinco sentidos y a través de la naturaleza, conectar con el proceso creativo y tomar parte en él.

El jardín podrá ser, por ejemplo, zona de lectura en la que el Museo dispondrá de un carrito con una selección de libros. Entre ellos se encuentran varias ediciones clásicas del Romancero gitano de Federico García Lorca, poemario que ocupa un lugar principal en la exposición de Joan Brossa.

Para el verano Artium planteará además un nuevo Cuaderno de exploración con diez nuevos enigmas a resolver que, en este caso, enlazará un recorrido por el jardín con una visita a las salas de exposiciones.

Paralelamente, durante el verano, los visitantes del Museo tendrán la opción de realizar un picnic en el jardín, para lo que si lo desean podrán adquirir bolsas con un refrigerio en la cafetería Cube-Artium, ya sea un hamaiketako o un medio menú.

El jardín tiene carácter experimental y de sus resultados dependerá su continuidad tanto en temporadas próximas como incluso en otras estaciones del año. En caso de desmantelarse al final del verano, las especies perdurables se replantarán en otros lugares, mientras que los contenedores se reutilizarán o reciclarán.