Así es el protocolo de Osakidetza ante un posible caso de ébola

13 octubre, 2014

Cualquier paciente sería trasladado de inmediato a Basurto o Donostia

salburua¿Están preparados los sanitarios vascos para hacer frente al Ébola? En nuestro territorio cualquier hipotético caso de ébola sería trasladado inmediatamente en una ambulancia hasta Donostia o Basurto, como ya ocurrió con una mujer que padecía los mismos síntomas pero que finalmente tenía Malaria. De esta forma ni Txagorritxu ni Santiago atenderían a un hipotético enfermo: tan sólo lo harían en la consulta inicial, como podría ocurrir con los centros de salud.

En los Centros de Salud alaveses existe desde agosto un protocolo de actuación, que deben seguir los sanitarios en el caso de que detecten que una persona que ha estado recientemente en África tiene fiebre (al menos 38,6º). En ese momento el médico o enfermero deberá dar el aviso telefónico, colocarse guantes y mantenerse a una distancia prudencial del enfermo. Cada centro de salud cuenta con un kit formado, entre otras cosas, por una bata y mascarilla. Además se colocará un cartel que impida el acceso a la consulta, y el sanitario no podrá salir de ella hasta que no llegue el personal que traslade al paciente a Donosti o Basurto.

Desde ese momento la consulta quedará cerrada para su desinfección, mientras el sanitario que lo atendió tendrá que tomarse la fiebre durante tres semanas para confirmar que no ha existido contagio. Eso sí, el trabajador no abandonará su puesto ni recibirá la baja.

Aunque en la actualidad puede haber cambiado alguno de los requisitos para activar el protocolo por el contagio detectado en el Carlos III, los sanitarios siguen ciñéndose a la necesidad de que el paciente haya venido de África y a que tenga más de 38,6 para verlo como posible infectado con Ébola.

En los últimos días en algunos centros de Salud se han hecho pruebas para colocarse el traje especial, aunque no en todos. Mientras, en los hospitales sí se están ofreciendo charlas informativas.

Pese a la importante alarma generada en todo el Mundo, el ébola es una enfermedad que tan sólo se contagia por fluidos corporales, y no por el aire. El problema está en su elevada mortandad, de entre el 25 y el 80% según la cepa de la que se trate. El ébola se ha convertido en una auténtica epidemia incontrolable en numerosos países de África, y ha llegado a Europa con el traslado de dos misioneros. Una de las enfermeras que trató al segundo de ellos ha contraído el ébola y se encuentra en observación en el Hospital Carlos III en Madrid.

Acceder al protocolo del ébola de la web de Osakidetza, actualizado el 15 de septiembre,