Así será la alta velocidad entre Vitoria-Gasteiz y Miranda

8 julio, 2021

El trayecto tendrá varios kilómetros de puentes y túneles, pero afectará también a los municipios de Ribera Baja y Ribera Alta

Vitoria-Gasteiz y Burgos tendrán línea de alta velocidad alternativa al actual ferrocarril Madrid-Irún. Aunque aún no hay fecha para ello, es previsible que las obras arranquen antes que el soterramiento del ferrocarril en Vitoria-Gasteiz. Hace dos semanas se aprobó la declaración de Impacto Ambiental que regulaba las condiciones y algunas modificaciones para el trayecto.

La línea de ferrocarril actual discurre prácticamente en paralelo al Zadorra y a la N1 hasta Miranda de Ebro, con varios zig-zag. Pero el proyecto futuro será bastante más recto. Y esto generará una nueva barrera en Ribera Baja, el punto neurálgico de comunicaciones. En este municipio cruzan actualmente la línea Madrid-Irun, la AP1, la A1, la AP68 y el ferrocarril Miranda-Bilbao. Ahora tendrán una nueva línea más: la Alta Velocidad.

Entre Vitoria y Miranda habrá varios túneles y viaductos que permitirán esta línea recta. En total el trayecto entre Miranda y Vitoria-Gasteiz tendrá 2,6 kilómetros de puentes y 4,8 km de túneles.

El recorrido

trayecto ave burgos vitoria

El AVE llegará desde Burgos hasta Miranda de Ebro, pero al mismo tiempo habrá una variante. Esta variante rodeará Miranda de Ebro por el norte, con lo que el tren entrará en Álava por el término de Lantarón y pasará entre Villabezana y Ribabellosa. Posteriormente habrá un puente de casi un kilómetro sobre el Baias y la AP68 y se adentrará en el túnel de Quintanilla, de 1.875 metros.

Más adelante estará el túnel de Manzanos, de 432 metros. A la altura de Leciñana de Oca habrá un puente de 200 metros sobre el Zadorra y otro de 120 metros sobre el Arroyo de San Martín.

En La Puebla de Arganzón el tramo seguirá en línea recta. Habrá un puente de casi un kilómetro para pasar de nuevo el Zadorra y la A1.

La alta velocidad atravesará los Montes de Vitoria con un túnel de 2,5 kilómetros. "A la salida del túnel, el trazado atraviesa los TT.MM. de Iruña de Oca y Vitoria-Gasteiz, donde se vuelve a cruzar la autovía A-1 mediante una pérgola de 360 m. Por último, en la zona reservada en el polígono de Subillabide habrá nuevos viaductos.

La declaración de Impacto Ambiental ha añadido varias mejoras necesarias a la obra. Entre ellas están la instalación de pantallas para evitar el ruido: pantallas tanto en forma de paneles como de vegetación. Además se modificarán algunos caminos o crearán viaductos para desviar las carreteras actuales.

Las principales quejas están en los vecinos de Lantarón y Ribera Baja, zonas en las que ya hay una saturación de infraestructuras.