Las asociaciones investigadas por la fiscalía aportan sus facturas

13 marzo, 2014

Las asociaciones investigadas por supuesta falsificación de facturas han acudido este miércoles a declarar al Palacio de Justicia. Mariturri, Iparralde y Gorbeia presentaron en el Palacio de Justicia las facturas que defienden como legales y que inicialmente no habían podido justificar ante el Ayuntamiento. Lo hicieron en una comparecencia que se produjo a lo largo de […]

Las asociaciones investigadas por supuesta falsificación de facturas han acudido este miércoles a declarar al Palacio de Justicia. Mariturri, Iparralde y Gorbeia presentaron en el Palacio de Justicia las facturas que defienden como legales y que inicialmente no habían podido justificar ante el Ayuntamiento. Lo hicieron en una comparecencia que se produjo a lo largo de la mañana, y a la que acudió también el abogado del Ayuntamiento, personado en la causa.

Los investigados sostienen e insisten en que estas facturas sobre diversos cursos son reales. Los problemas surgieron con una duplicidad en el número de factura emitido a la Asociación Iparralde. A partir de ahí el Ayuntamiento contactó con uno de los miembros de dicha empresa, quien aseguró al Ayuntamiento desconocer la existencia de estos trabajos. Según aseguran, fue la mujer de éste la que emitió las facturas, ya que era al mismo tiempo administradora de la sociedad.

Las asociaciones sí reconocen que los cursos por los que se pedía la subvención no llegaron a realizarse. Su objetivo, aseguran, era programarlos para 2013, pero tener la subvención previamente para no tener que adelantar el dinero. Los acusados reconocen que se han hecho las cosas mal, pero que «no ha existido ninguna falsificación».

ayuntamientoSegún denuncia Adolfo Gago, presidente de la extinta asociación de Mariturri, el Ayuntamiento dirigió el escrito a la  Fiscalía antes de solicitar ninguna información a las asociaciones, y sin ofrecerles la oportunidad de corregir fallos o de explicarse.  «En otras ocasiones si metías la pifia te llamaba el Ayuntamiento, pero nunca antes se habían dirigido directamente a la Fiscalía».

De hecho, aseguran que el primer contacto del Ayuntamiento no  llegó hasta la semana pasada, para exigir la devolución íntegra de la subvención de 2012. Hasta entonces no había existido ningún contacto formal, aseguran: «No nos llamaron en ningún momento y no nos dieron la oportunidad de demostrar que son facturas buenas», asegura.

En el caso de Mariturri la asociación justificó cerca de 7.800€ en gastos, y la subvención ascendía a 5.100€, precisamente la cantidad por la que se emitió dicha factura real pero sobre los cursos que no se impartieron. Gago defiende un  gasto cercano a los 3.000€ en materiales de oficina, teléfono y otros asuntos para el funcionamiento administrativo de la asociación, que también reclama ahora el Ayuntamiento. Además el presidente de la asociación defiende que en 2010 y 2011 no se agotó toda la subvención recibida y en ambos ejercicios devolvieron parte de ésta.

Los cursos a los que hacen mención las facturas trataban sobre diversos temas. En el caso de Mariturri eran dos, centrados en la Búsqueda de empleo y en la comprensión de español para árabes. En el caso de Iparralde  los tres cursos hacían mención a las técnicas de estudio, al autocontrol emocional ante el paro, y a las habilidades sociales para el empleo. Gorbeia también tenía un curso sobre la preparación del currículo y de una entrevista de trabajo.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad