Advertisement
Advertisement

La rotonda renovada de Esmaltaciones provoca atascos en Iturritxu

3 octubre, 2020

Los coches se acumulan en horas punta debido a la remodelación de esta rotonda para adecuarla al BEI

Vitoria-Gasteiz es una ciudad pequeña que no tiene el tráfico de otras ciudades. No hay demasiados atascos en la capital vasca, por lo que cada vez que se genera alguno nuevo suele ser noticia. Es el caso de la calle Iturritxu y la rotonda de Esmaltaciones. La nueva ordenación de la rotonda, que forma parte del futuro recorrido del BEI, provoca durante estas semanas atascos en estas vías.

Son obstrucciones que surgen sobre todo a hora punta: bien a primera hora de la mañana, a última de la tarde o a mediodía. Provocan filas de vehículos sobre todo en la calle Iturritxu, sentido Uritiasolo. Muchos trabajadores van hacia el polígono o hacia Salburua y se juntan todos a la misma hora.

La causa principal de los atascos (que tampoco son demasiado grandes) es la nueva reestructuración de la rotonda de Esmaltaciones. En este punto se juntan los coches que llegan desde Jacinto Benavente que también quieren girar hacia el polígono. Antes este giro se realizaba mejor porque la rotonda mantenía los tres carriles, pero ahora se ha pasado a dos carriles, y uno de ellos es solo de incorporación. Por lo tanto en la práctica se pasa a un único carril, que deben compartir con los coches que llegan desde Iturritxu.

Los atascos crecen cuando coincide mucho tráfico en los semáforos de la rotonda. Son semáforos nuevos instalados junto a la mediana (donde irá el BEI) y que funcionan mediante pulsador, así que solo alteran el tráfico cuando hay peatones. Pero aun así contribuyen a la aglomeración. Eso sí, hay que tener en cuenta que en el futuro habrá menos tráfico en esta rotonda, al menos sobre el papel. Y es que todavía llega a ella tráfico procedente del Paseo de la Zumaquera. Una vía que será exclusiva para el BEI una vez que este entre en funcionamiento.

Los atascos también se producen en sentido contrario, desde Esmaltaciones hacia Mendizorrotza. Pero en este sentido la densidad del tráfico siempre ha sido alta, y por ello no llama tanto la atención. Sí que pueden incrementar los atascos por esta vía el año que viene, cuando se reasfalte toda esta conexión.