Atea denuncia a vecinos de Lakua por tener a sus perros "permanentemente" en su balcón

3 febrero, 2022

La asociación denuncia, además, que estos perros sufren malos tratos físicos

Atea denuncia "mantenimiento permanente de dos perros" en un balcón de Lakua. La asociación animalista asegura que las salidas de los animales a la calle "se limitan a unos pocos minutos". Un tiempo que sería "el justo para que satisfagan sus necesidades corporales". Sin embargo, no se cubrirían sus necesidades etológicas, denuncian.

Además, Atea asegura que los animales "son víctimas de ocasionales malos tratos físicos por parte de sus dueños, pues a veces se ha constatado el típico lamento del perro que acaba de recibir un golpe". Unos malos tratos que, "quizá", se produzcan "por hacer algo indebido en el balcón, fruto de su estado de angustia y estrés", sugiere la asociación.

Antes de denunciar, Atea ha remitido cartas a las personas que viven en ese domicilio. Unas cartas con las que se les ha requerido "un drástico cambio del escenario", al estar incumpliendo la normativa de protección animal. Sin embargo, no habrían recibido ninguna respuesta.

Desde la asociación recuerdan que es "improcedente" dejar perro siempre a la intemperie "por razones estrictamente meteorológicas, y también por ser estos animales de naturaleza gregaria". Es decir, "amantes de la compañía humana y del bienestar que nosotros mismos valoramos". Por todo ello, consideran que estas personas están incumpliendo "de manera flagrante" varias normativas.

Normativas en vigor

En un comunicado, recuerdan que es obligatorio cumplir el artículo 4.1 de la Ley de Protección de los Animales. "El poseedor de un animal deberá mantenerlo en buenas condiciones higiénico‑sanitarias. Le procurará instalaciones adecuadas para su cobijo, proporcionándole alimentación y bebida. Le prestará asistencia veterinaria, le dará oportunidad de ejercicio físico y le atenderá de acuerdo con sus necesidades fisiológicas y etológicas en función de su especie y raza".

También recuerdan que la Ordenanza Municipal Reguladora de la Protección y Tenencia de Animales dice que "no se podrá tener como alojamiento habitual los balcones, terrazas, azoteas, garajes, pabellones, sótanos, camarotes o cualquier otro local o terreno urbano cuando se causen molestias al vecindario o transeúntes o sea inadecuado para los animales desde el punto de vista higiénico‑sanitario y de bienestar, o cuando no se pueda ejercer sobre ellos una vigilancia adecuada".

"Los animales de compañía deben estar con nosotros, y merecen que satisfagamos todas sus necesidades básicas", recuerda atea

Por último, la asociación recuerda que hay que dar a los animales "unas mínimas condiciones de confort, según especies. Esto en ningún caso pasa por la condena a la soledad y al frío de un balcón. Los animales de compañía deben estar con nosotros, y son merecen que satisfagamos todas sus necesidades básicas, tanto psíquicas como físicas".