Cómo luchar contra las plantas invasoras de Álava

21 septiembre, 2015

Las plantas son un grave problema para el ecosistema de Álava

Las plantas invasoras son un problema ambiental en Álava: sus consecuencias pueden ser nefastas al desplazar a las especies locales. Además se pueden extender a distancias considerables.

Desde el Centro de Estudios Ambientales consideran que las actuaciones en el ámbito político y legislativo son a veces insuficientes para atajar a tiempo el problema. Es por ello, que la ayuda del ciudadano es indispensable para ayudar a la detección de estas especies. Con este objetivo nació el “Programa de detección temprana de especies exóticas e invasoras”.

Básicamente, se trata de llegar a identificar durante un paseo por la ciudad o por el campo aquellas especies exóticas invasoras objeto de estudio. A continuación, con nuestro teléfono móvil o smartphone realizaremos una foto de la especie o lugar en cuestión, y anotaremos las coordenadas del punto de observación. Este último dato lo podemos efectuar fácilmente a través de cualquiera de las aplicaciones del móvil, tipo Google Earth o Google Maps.

Los participantes que colaboran con el Programa de Seguimiento de Especies Exóticas Invasoras pueden enviar la información recopilada vía correo electrónico a la dirección ataria@vitoria-gasteiz.org o a través de las redes sociales Twitter y Facebook, a la dirección @vg_ataria.

Para facilitar la identificación de estas especies, en el apartado de ciencia ciudadana de la página web de Ataria se puede encontrar documentación para facilitar la identificación de estas especies.

Según explica el director de Ataria, Gorka Belamendia, una de las especies más problemáticas que tenemos, aunque su rango de distribución es escaso dentro del municipio es el helecho de agua (Azolla filiculoides). Es un helecho acuático que ha sido detectado en dos puntos del municipio: el río Zadorra y el humedal de Salburua.

Sobre esta especie desde el CEA se ha actuando para poder eliminar toda su población, debido a que genera o puede llegar a generar grandes mantos de ejemplares o individuos, que unidos entre sí y entrelazados forman una gran cortina acuática en superficie que impide que entren los rayos de sol al interior del agua. Aparte de desplazar a otras especies, genera por debajo de ellas una zona completamente muerta. Se trata de una planta utilizada para decorar peceras, que a veces por descuido o porque se ha decidido desprenderse de ellas se sueltan en el medio natural lo que hace es que se genere este problema.

El impacto de la hierba de la pampa (cortaderia selloana) es menor porque no estamos en una zona climática adecuada para ella, sin embargo cruzando Aiurdin, yendo hacia el Norte, la costa, sobretodo en zonas más templadas empieza a ser una autentica plaga. Debido a las flores tan atractivas que tiene se ha usada mucho en jardinería.

Es una planta que tiene facilidad para enraizar por esqueje tremenda, el más mínimo trozo de hoja que podamos dejar en superficie puede llegar a enraizar y generar una nueva planta. Además suelta unas sustancias tóxicas a través de las raíces que inhiben la germinación de cualquier otra planta de otra especie en todas sus inmediaciones.

Por suerte son pocos los puntos donde se ha localizado, pero hay que estar atentos. Cada ejemplar que se ha localizado en las inmediaciones del Anillo verde se ha tendido a eliminar.

La budelia (Buddleja davidii), es un tipo de arbusto de talla media que se ha usado mucho en ornamentación, de tal manera que parte de los cauces de los ríos principales están siendo colonizados, debido a la gran potencia de diseminación de sus semillas. Es una planta invasora porque coloniza rápidamente los terrenos, incluso removidos, se extiende con facilidad acabando con ese segmento de plantas de escaso tamaño que podemos encontrarnos en estos ambientes.

El Ailanto (Aillanthus altissima) o árbol del paraíso también tiene un uso ornamental. Lo encontramos en las zonas más mediterráneas como nuestro municipio. Se quiere erradicar debido al potencial que tiene, esta llegando a generar auténticos bosques de esa única especie eliminado la corte de otras especies vegetales autóctonas que deberían estar ubicadas y distribuidas en estos lugares.

Por su parte, la Robinia pseudoacacia se ha usado en el ámbito forestal desde hace años. Tiene una gran capacidad dispersiva, en cuanto al numero de semillas que produce y también una capacidad de conseguir emanar una sustancia radicular que inhibe el crecimiento de otras especies. Se encuentra en zonas de clima templado como la cortaderia.

Álava está a caballo entre dos regiones: la siberiana y mediterránea por lo que encontramos estas dos últimas especies.

Con la cortaderia y el helecho se actúa de inmediato debido a la colonización que tiene y al gran impacto que provocan, con las otras especies (al ser arbóreas y más resistentes lo que interesa es tener un mapeo cartografiado para tener una idea de cual es su distribución a nivel del municipio).

Con el “Programa de detección temprana de especies exóticas e invasoras” se consigue que el ciudadano participe en una línea de ciencia democratizada, ciencia libre para que con los datos que aporta el ciudadano se pueda empezar a hacer gestión para la conservación de nuestra biodiversidad.

Es un programa de seguimiento que busca mantener pautas mas relajadas, no se usa una metodología concisa o precisa para llevar a cabo el inventario de las distintas especies sino que buscan la participación en función de lo que vayan detectando todo el año.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad