La ayuda a jubilados perjudicará a los que ganen más de 1.314€ y beneficia a las rentas más bajas

24 enero, 2019

La ayuda beneficiará a los mayores de 65 años que no tienen ingresos suficientes para que se les aplique la deducción por edad

La nueva ayuda directa para mayores de 65 años está generando inquietud y dudas por las diferentes interpretaciones de la medida. Quienes han aprobado la norma (Orain, PP y EH Bildu) insisten en que la medida beneficia a los pensionistas. Y realmente el beneficio será mayor para quienes ahora no tenían ingresos suficientes para que se les aplicara la deducción.

La medida aprobada consiste en una ayuda directa a los mayores de 65 años que sustituye a la actual deducción en el IRPF. Para este año hay 2 millones de euros que se repartirá entre todos los que la reclamen en Hacienda. Próximamente se establecerá el método. Los más beneficiados son los que tienen menores ingresos, que actualmente no se benefician de la deducción tienen ingresos suficientes.

El gobierno PNV-PSE insiste en que 38.000 declarantes perderán la deducción que tienen ahora en el IRPF. La mitad (19.000) están fuera de los límites establecidos para poder percibir la línea de ayuda aprobada por PP, Orain y EH Bildu.

Álava cuenta con 63.000 mayores de 65 años, de los que 38.342 tienen la deducción por edad en el IRPF. Además, la pensión media de jubilación es Vitoria-Gasteiz es de 1.380€ y de viudedad es de 803,21€.

La ayuda directa será progresiva, e irá aumentando con los años, a medida que se reduzca la deducción en el IRPF. Esto irá ocurriendo desde 2019 (declaración que se realiza en 2020) hasta 2024, cuando desaparecerán completamente las deducciones en beneficio de la ayuda directa.

Quienes ingresen más de 1.314€ no tendrán derecho a la ayuda directa

El Diputado de Hacienda insiste en que, según la norma aprobada, quienes ingresen más de 1.314€ al mes no tendrán derecho a la ayuda directa. Y asegura que serían 19.000 las personas que estén fuera de los límites: "Otros 19.000 tendrán que comprobar si lo que van a percibir compensa la pérdida de la deducción". Quienes se verán beneficiados son aquellos que no realizan habitualmente la declaración del IRPF y, sin embargo quieran pedir la ayuda.

Esta medida aún podría echarse atrás. Hasta diciembre de 2019 hay tiempo de realizar correcciones. Es posible por tanto que si hay cambio de gobierno o de mayorías tras el 26M se actualice esta propuesta.