Advertisement
Advertisement

Nueva polémica por la licencia del local de Ayudas Más Justas

30 marzo, 2015

Un informe técnico ordena el cierre del local hasta que no complete la solicitud de la licencia de actividad

Ayudas Mas JustasSigue la polémica en torno a Ayudas Más Justas: el objetivo ahora es el local de la Calle Postas. El PNV ha denunciado hoy en el Ayuntamiento que el local en el que se encuentra la sede de Ayudas Más Justas no tiene aprobada la licencia definitiva para poder ejercer la actividad administrativa. Licencia que se solicitó tras la apertura del local y cuya tramitación quedó paralizada durante cerca de dos meses.

Desde el Equipo de Gobierno, aclaran, sin embargo, que el local cuenta con una "declaración responsable de actividad" o "licencia comunicada", una fórmula que se permite a determinados negocios si en dicho local no se ha realizado una obra.

  • Solicitud de la licencia

Según ha asegurado hoy el concejal Álvaro Iturritxa, el expediente municipal refleja que la inauguración del local el 22 de diciembre se produjo sin contar ni siquiera con la solicitud de la licencia de actividad.

Es decir, según la documentación, Patxi Gómez realizó la solicitud un día después de que Maroto visitase el local para poner la primera firma de la ILP. Casi un mes después, el 15 de enero, se emitió un informe técnico en el que se advertía que la solicitud era incompleta, y reclamaba determinada documentación, firmada por un técnico competente colegiado, como la memoria descriptiva del local, justificación urbanística relativa a la adecuación de la nueva actividad, justificación de medidas higiénico-sanitarias mínimas exigibles, justificación de exigencias de seguridad y planos acotados y a escala de emplazamiento.

Sin embargo, dicha solicitud se quedó sin notificar, y el expediente quedó parado hasta que, el pasado viernes se derivó a los interesados. Iturritxa ha denunciado que, hasta que el viernes no preguntó por ello, la documentación se había quedado sin tramitar.

Este viernes el concejal de Urbanismo Miguel Garnica firmaba una providencia en la que se requiera a la plataforma que, en el plazo de diez días aporte los documentos pertinentes, proceda a la mejora de su declaración responsable, según le indican los servicios municipales.

Pero dicho informe ordena también que el solicitante se "abstenga de ejercer la actividad hasta tanto no realice las actuaciones indicadas e indicarle que, en caso de no realizarse se ordenará el cese de actividad y precinto del local, sin perjuicio de la imposición de una multa por importe de 500 a 5.000 euros". Desde el Ayuntamiento aseguran que este periodo se encuentra dentro de los diez días que tienen para adaptar la tramitación de la licencia.

Desde el PNV han denunciado que la solicitud haya estado tres meses guardada en el cajón, sin que se haya adoptado ninguna medida sobre el local, ubicado en la Calle Postas, en el acceso a Galerías Ítaca.