Hasta 3.000 euros de ayuda para los pequeños comercios

24 junio, 2022

La subvención del Gobierno vasco, destinada a comercios de equipamiento personal y del hogar, puede pedirse desde el lunes

El alza de los precios y el descenso en el consumo afectan con fuerza al pequeño comercio vasco. Para ellos, el Gobierno vasco ha aprobado una partida de 15 millones de euros. La cuantía de las ayudas, que ya pueden solicitarse desde este lunes 27 de junio, será de hasta 3.000 euros, en función del número de empleados.

Los comercios minoristas a los que se dirige este plan son aquellas micro y pequeñas empresas dedicadas al equipamiento personal y del hogar. Esto es, aquellos establecimientos de venta de ropa, calzado, decoración, droguería, perfumería, menaje, ferretería y similares.

¿Quiénes pueden acceder?

  • Personas trabajadoras por cuenta propia o autónomas
  • Comunidades de bienes
  • Sociedades civiles
  • Microempresas
  • Pequeñas empresas del comercio minorista vasco cuya actividad se encuadre dentro de los epígrafes del Impuesto sobre Actividades Económicas detallados en la parte inferior de esta comunicación.

Los establecimientos que tengan entre 1 y 9 empleados optarán a un máximo de 2.000 euros. La cifra sube hasta los 3.000 euros para aquellos comercios que tengan 10 o más trabajadores.

Pequeño comercio alavés

Un mes para solicitarlas

El plazo para presentar las solicitudes será de un mes. Comenzará a las 9 de la mañana del lunes 27 de junio y finalizará el 27 de julio a la misma hora. Las peticiones deben hacerse electrónicamente a través de la sede electrónica del Gobierno vasco.

Desde el Gobierno vasco explican que, a diferencia de los establecimientos de alimentación, los comercios de equipamiento personal y de hogar sufren un "estancamiento" mayor debido al alza de los precios. Pero también "al miedo a no gastar en bienes que no son de primera necesidad, a la propia guerra y a las incertidumbres sobre el futuro.

El Departamento de Turismo, Comercio y Consumo ha lanzado esta línea de ayudas para paliar esta situación de pérdida económica directa. Su objetivo es emjorar la situación de estos sectores "más castigados por la situación internacional en un contexto de dificultad". Comercios que han visto "cómo su actividad comercial se ha visto seriamente afectada".