¿Qué fue de los bares de kinito?

1 octubre, 2021

Hace 20 años la juventud bebía alcohol en los llamados bares de kinito, un hábito que ya ha desaparecido

El cierre de las lonjas juveniles y la prohibición del botellón ha llevado de nuevo a la juventud a los bares. Y a muchos mayores les han recordado aquellos años en los que la juventud bebía en torno a una mesa, con el alcohol como juego. Eran los llamados bares de kinito: locales con mesas donde reunirse para beber sus katxis generalmente de kalimotxo, cerveza y pika. Era el inicio de una noche de fiesta, en una sociedad en la que el alcohol siempre ha estado ligado a la socialización, en cualquier edad.

Son locales que ahora mismo cumplirían las restricciones covid. Pero estos locales desaparecieron hace ya más una década. Espacios en Coronacion, Casco Viejo o Aranbizkarra (entre otros), donde los dados y las cartas decidían quien daba el siguiente trago. Una forma de socializar en la que el alcohol estaba en el centro de la fiesta.

Hoy muchos de estos bares han desaparecido o se han reconvertido: Las Ruedas, Ondo Pasa, Gure Etxea, Boston, El Ensanche, Néstor, Amaritu, Cantabria, Gredos... son solo algunos nombres de lo que en su día fue una cita semanal para gran parte de la juventud vitoriana.

nestor vitoria cierre

El Néstor, uno de los últimos bares de kinito, antes de su transformación

Hoy la mayoría de estos bares han cerrado. Y, los que siguen abiertos, se han reconvertido: "Igual una vez al mes vienen cuadrillas de amigos ya mayores a recordar viejos tiempos", aseguraba en 2019 un hostelero de Coronación que ya apenas cuenta con jóvenes entre la clientela. Hace unos años servía decenas de litros cada noche, tanto en viernes como en sábado.

El Néstor fue uno de los últimos supervivientes, y hoy es un pub para bailar. Otros locales como el Amaritu o el Gredos son restaurantes. Y Las Ruedas, Gure Etxea u Ondo Pasa también llevan más de 10 años con la persiana bajada. Las Ruedas, incluso, está precintado por el mal estado del edificio.

¿Por qué no hay bares de kinito?

Hay que mirar a varios factores para hablar del fin de los kinitos. En primer lugar está que hay menos jóvenes y, por tanto, menos clientela potencial. Es un fenómeno que ya ha reconvertido muchos locales del Casco en zonas de tardeo.

El pintxopote, la menor población y el fin de los viernes redujo el kinito

Además, el pintxopote desplazó la fiesta de los viernes a los jueves, sin margen para estos bares: el alcohol se bebía de bar en bar, acompañado de la tapa. Desde antes de la pandemia la gente ya no salía los viernes. Esto redujo la clientela a apenas un día a la semana. Y, poco a poco, los locales fueron reduciéndose: el negocio se estaba terminando.

La moda del botellón también llegó a Vitoria-Gasteiz. Vitoria-Gasteiz no tiene una zona concreta en la que se aglomeren cientos de personas, pero sí pequeños lugares para beber y socializar. Lugares, por cierto, en los que algunos grupos ni siquiera llevan alcohol.

Menos consumo de alcohol

Ahora, con las restricciones, la alternativa de los jóvenes vuelve a estar en los bares. En realidad, las restricciones han obligado a la juventud a adaptarse a las formas de socializar de los mayores. Unos y otros se mezclan por las terrazas y bares de Kutxi, Pinto o Zapa, mientras las instituciones realizan campañas y ferias para impulsar el consumo de alcohol.

Eso sí, los estudios de Gobierno Vasco y Gobierno Central son claros: el consumo de alcohol en la juventud ha descendido en los últimos años. Hay de todo, como siempre, pero en general se bebe menos alcohol y se sale menos, aunque concentrado en días y momentos concretos. Sí ha aumentado el consumo de bebidas de alta graduación, mezclado en ocasiones con bebidas energéticas. El Gobierno Vasco ya alertó hace años de este aumento, que provoca un mayor daño en el cuerpo. Son, en general, bebidas con mayor coste que obligan a aflojar más el bolsillo y, por tanto, a medir la relación entre borrachera y coste.

El sociólogo Jesús Prieto Mendaza recordaba el pasado mes de agosto, en relación a las cuadrillas de blusas y neskak: "Quien dice que los jóvenes de ahora beben en exceso es que no han conocido nuestras fiestas. En los años 80 el exceso de alcohol era evidente".

El consumo de alcohol está, en cualquier caso, socializado y aceptado en todas las franjas de edad. Un marco que complica mucho la educación en los riesgos de consumo de bebidas alcohólicas.

Leer más...

6 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Maria dice:

    Que hay más drogas fuertes? No nos acordamos de los estragos que hizo la heroína en los 80?

  2. Yo dice:

    Os habéis dejado el Mi Taberna...qué recuerdos!

  3. eltiotrompa dice:

    los 3 ultimos se cerradon por la escasa clientela lo se por que se quien tenia el bar y por que iba casi todos los fines de semana primero cerro el gure etxea despues el ondo pasa y por ultimo que aguanto un poco mas las ruedas.

  4. El Nota dice:

    Que vuelvan ya. Se les echa de menos.

  5. Nano dice:

    Ahora hay mas droga fuertes...

    • Jon dice:

      De hecho el caballo ya vuelve a galopar entre los jóvenes y no tan jóvenes. Cada vez es más fácil encontrar esta droga y teniendo en cuenta que somos el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.....

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad