Advertisement
Advertisement

Bares y restaurantes recibirán entre 3.000 y 4.000 euros de ayuda del Gobierno Vasco

17 noviembre, 2020

Las ayudas se podrán solicitar desde este jueves 19 de noviembre

El Gobierno Vasco pagará entre 3.000 y 4.000 euros a cada pequeño local hostelero. Las ayudas a bares, cafeterías o restaurantes dependerán del número de trabajadores que tengan en plantilla. Estas ayudas  complementan a otras como los ERTE, y buscan paliar la grave situación de bares y restaurantes tras decretarse su cierre.  En total habrá 30 millones de euros para estas ayudas.

Las ayudas “van a llegar atodos los solicitantes que cumplan los requisitos” y se pagarán antes del 31 de diciembre. Este miércoles se publicarán las bases en el BOPV y a partir del jueves 19 de noviembre se podrán solicitar. Los trámites serán lo más sencillos posibles para agilizar todos los trámites y evitar el retraso en los pagos.

El importe de las subvenciones a fondo perdido es de 3.000 euros para los establecimientos con 1-3 personas trabajadoras, de 3.500 euros para los de 4-10, y de 4.000 euros para los de más de 10 personas trabajadoras.

Gastos fijos

Los alquileres, el mantenimiento y el género perdido son el principal gasto de estos negocios, más allá de los sueldos y salarios. Una cuantía que para algunos negocios será insuficiente, solo atendiendo a los gastos de alquiler.

En Euskadi el 99% de la hostelería son pequeñas empresas. Hay en total 12.219 establecimientos (1.400 en Vitoria-Gasetiz): más de la mitad son empresas de 1 o 2 trabajadores.

8.297 negocios cuentan con menos de 3 trabajadores, 3.224 de 4-10 trabajadores y 698 son de más de 10 trabajadores.

bares restaurantes vitoria hosteleria ayudas

Los locales hosteleros con menos de 3 trabajadores recibirían una ayuda de 3.000 euros; los que tengan una plantilla de hasta 10 trabajadores recibirán 3.500 euros y los establecimientos con más de 10 trabajadores 4.000 euros. Quedan excluidos los negocios con más de 50 trabajadores. Toda empresa que reciba la subvención se comprometerá a mantener el establecimiento durante los próximos cuatro meses: "Quedarían excluidos los establecimientos que se dedicasen primordialmente, antes de esta situación, al reparto de comida".

Las empresas que sigan trabajando con el reparto de pedidos también recibirán la ayuda, siempre que esta no fuese antes su actividad principal.

"Unas ayudas que buscan proteger y dar soporte al sector de la hostelería vasca para minimizar el impacto económico de la crisis sanitaria. Son ayudas que complementan a las ya existentes, tanto en el gobierno como en otras instituciones, por lo que son compatibles con todas ellas", explica el Gobierno Vasco.

Las ayudas se podrán pedir desde el jueves 19 con una declaración responsable

Dado el carácter urgente de este programa de ayudas a bares y restaurantes, se creará un equipo de gestión con al menos 20 técnicos que se dedicará en exclusiva a la gestión de este programa de ayudas. En los próximos días se publicarán oficialmente y se podrán solicitar. "Las ayudas deberán llegar como tarde antes de fin de año", ha asegurado el consejero.

Mantener actividad

La ayuda se dirige a autónomos, micro y pequeñas empresas: "Busca mantener la actividad y sostener el empleo, contribuyendo a paliar las pérdidas económicas". Eso sí, para recibir la ayuda los establecimientos deberán mantener la actividad durante al menos 4 meses, una vez se levanten las restricciones de apertura y se reanude dicha actividad. “El compromiso de este Departamento con el sostenimiento del empleo es firme” ha afirmado el Consejero.

“Este programa de ayudas a la hostelería vasca busca apoyar a más de 12.000 empresas, conformadas por menos de 3 trabajadores en su mayoría. Son negocios familiares en muchos casos, y queremos ayudarles a mantener el empleo y los negocios” ha concluido el Consejero.

Hoy se ha conocido que en el primer semestre de 2020 Vitoria-Gasteiz perdió 29 bares y restaurantes. Hubo 111 cierres y 82 aperturas. El número de cierres es mayor de lo habitual, y en muchos casos pudo ser por la pandemia. Establecimientos con un elevado alquiler o negocios en los que sus dueños estaban cerca de la jubilación.

Las medidas implantadas desde el sábado son aún más estrictas que durante el confinamiento de abril. Ni siquiera se puede pedir a domicilio más allá de las 21:00, y tampoco está permitido servir café para llevar, si antes no se ha hecho un pedido en el que también se incluya comida.