Poetta, el séptimo base baskonista desde la marcha de Prigioni

7 enero, 2014

El fichaje de Giuseppe Poeta por Laboral Kutxa le convierte en el séptimo base que llega al equipo para intentar cubrir el hueco que dejó Pablo Prigioni con su marcha a los New York Knicks de la NBA en el verano de 2012. A lo largo de temporada y media han desfilado hasta siete diferentes […]

El fichaje de Giuseppe Poeta por Laboral Kutxa le convierte en el séptimo base que llega al equipo para intentar cubrir el hueco que dejó Pablo Prigioni con su marcha a los New York Knicks de la NBA en el verano de 2012.

A lo largo de temporada y media han desfilado hasta siete diferentes directores de juego con la intención de hacer olvidar al argentino que ha dejado una huella profunda, difícil de solventar y que está creando más de un quebradero de cabeza a la Secretaría Técnica del Baskonia.

Además del último intento con Giuseppe Poeta, Thomas Heurtel, Walter Hodge y Devon Van Oostrum, actuales bases de la plantilla, antes pasaron por el Baskonia Taylor Rochestie, Carlos Cabezas y Omar Cook que no llegaron a colmar las expectativas.

La campaña pasada se inició con una terna de bases formada por Thomas Heurtel, la veteranía de Carlos Cabezas y la apuesta por Taylor Rochestie tras triunfar en el baloncesto francés.

Heurtel estuvo a la sombra de Prigioni en su última campaña en Vitoria como parte de su proceso de aprendizaje aunque sigue ofreciendo momentos imprevisibles dentro de un choque.

La apuesta por Rochestie no duró más de siete partidos, con una media de 17 minutos, 6,1 puntos y 2,6 asistencias.

En el caso de Carlos Cabezas solo llegó a disputar 19 partidos con la camiseta del Baskonia hasta que el club dejó de contar con él. El andaluz firmó 15 una media de 15 minutos, cuatro puntos y un rebote.

Para recomponer el timón se fichó a Omar Cook y se repescó al canterano Devon Van Oostrum para terminar esa campaña con el obligado cupo de jugadores de formación en regla.

Cook llegó en diciembre para reforzar el equipo en el Top 16 de Euroliga, pero de nuevo la apuesta resultó fallida porque el estadounidense no llegó a asumir el mando y hacer jugar al equipo. En sus 24 partidos en Vitoria promedió 19 minutos, tres puntos, un rebote y una asistencia.

Para el curso actual se apostó por Thomas Heurtel en su tercer curso en Vitoria y la novedad de Walter Hodge tras su gran año en el Zielona Gora de Polonia.

 

Ninguno de los dos ha logrado ofrecer el rendimiento deseado y con la llegada de Poeta hay cuatro bases en nómina lo que anticipa un próximo movimiento en la plantilla con la más que probable salida del base de Puerto Rico en breves fechas.

 

El papel de Devon Van Oostrum no pasa de ser residual en la plantilla obligado para cubrir los cupos de formación y con contados minutos de juego cuando los partidos ya están resueltos o en desesperados intentos por encontrar algo de dirección cuando fallan todos los sistemas.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad