Baskonia abre la Euroleague con un triunfo sin brillo

15 octubre, 2014

El Laboral Kutxa arrancó la Euroliga con un triunfo sin brillo ante el Neptunas Klaipeda, 88-69, que le permite lograr el primer triunfo de la temporada y de la fase regular del torneo en su objetivo de alcanzar el Top 16. Los de Marco Crespi recuperaron la sensación de victoria después de empezar el curso […]

El Laboral Kutxa arrancó la Euroliga con un triunfo sin brillo ante el Neptunas Klaipeda, 88-69, que le permite lograr el primer triunfo de la temporada y de la fase regular del torneo en su objetivo de alcanzar el Top 16.

Los de Marco Crespi recuperaron la sensación de victoria después de empezar el curso con tres varapalos aunque delante tuvieron a un equipo lituano, novato en estas lides, y candidato a ocupar el último puesto del grupo.

En el primer tiempo el Baskonia tuvo el dominio en el marcador sin lograr abrir la brecha definitiva mientras los bálticos estuvieron frescos, 37-30. Un parcial de 11-4 en el inicio del segundo periodo rompió el partido para alcanzar una cómoda renta, 48-34 minuto 24, y tenerla bajo control y estirarla hasta unos guarismos que no reflejaron la diferencia real hasta el final del partido.

Davis Bertans fue el mejor artillero vitoriano, con 20 puntos, mientras Zavackas asumió la responsabilidad en los bálticos, 17.
La Euroliga 2014-15 lanzó su primer balón al aire en el Buesa Arena de Vitoria con el Laboral Kutxa, presente en las 15 ediciones del torneo, ejerciendo de anfitrión ante un debutante como el Neptunas Klaipeda.

No se amilanó el novel equipo lituano que desplegó un juego fluido, rápido y coral en ataque con un ramillete de jugadores desconocidos en el baloncesto europeo. Obligó a poner la máxima atención y esfuerzo al dubitativo Baskonia que tuvo en Bertans al mejor estilete, ocho puntos en el primer cuarto, para llegar con una leve ventaja al minuto diez, 20-15.

A pesar del acierto en el triple con Bertans y Shengelia el Baskonia no encontró el ritmo del partido. Dominó el marcador pero siempre con la peligrosa amenaza del Neptunas que nunca perdió de vista a los vitorianos sustentado en los puntos de Zavackas y Galdikas, 37-30 en el intermedio.

Un brioso arranque del Baskonia en la reanudación, con un parcial de 11-4 en tres minutos y medio, colocó el partido al borde de la ruptura definitiva, 48-34, ante un conjunto lituano que perdió el ritmo anotador.

El buen hacer de Bertans fue el salvavidas en el que se agarró el cuadro de Marco Crespi para aguantar la renta por encima de los diez puntos al cerrar el tercer periodo, 61-50.

Los lituanos se desfondaron en los diez minutos finales y tuvo tiempo el Baskonia para estirar y dar lustre a su primer triunfo de la temporada, 88-69.

 

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad