Baskonia atropella a la Penya

9 marzo, 2014

Fotos: José Ángel Calvo y Raluca Vlad El Laboral Kutxa ganó con total merecimiento al FIATC Joventut al que levantó, además, el average al superar por un contundente 100-71. El equipo fue consistente y superior a un rival desacertado y blando. Pleiss abrió el encuentro y empezó tirando del equipo tanto en ataque como en […]

Fotos: José Ángel Calvo y Raluca Vlad
El Laboral Kutxa ganó con total merecimiento al FIATC Joventut al que levantó, además, el average al superar por un contundente 100-71. El equipo fue consistente y superior a un rival desacertado y blando.

Pleiss abrió el encuentro y empezó tirando del equipo tanto en ataque como en defensa. Probablemente buscando mantener siempre un referente en la pista Scariolo decidió no poner juntos de inicio a sus dos mejores hombres y Nocioni empezó en el banquillo. El gigante alemán era el final de todo el juego ofensivo local anotando con facilidad y regularidad, y aprovechando la visión de Heurtel. Baskonia jugando buenos minutos en ambas zonas superaba rápidamente los diez de ventaja (16-5, min7) mandando un aviso a un timorato Joventut. Salva Maldonado paró el partido y logró hacer reaccionar a los suyos para frenar la sangría y terminar el cuarto en 24-17.

El segundo periodo arrancó como un calco del primero pero cambiando de protagonista. En lugar de Pleiss era Nocioni quién martilleaba el aro visitante liderando un parcial de 9-2. El Laboral Kutxa superaba la defensa del FIATC Joventut con una facilidad alarmante para los verdinegros y la ventaja llegaba a los quince (37-22, min14). La falta de acierto exterior penalizaba las ideas ofensivas de la Penya, mientras que Hanga, Mainoldi o Causeur seguían aprovechando la endeblez visitante para dar un paso adelante y ganar confianza. La mañana avanzaba plácida con un Joventut que se dejaba hasta los tiros libres por el camino y un seguro Baskonia que ganaba al descanso por un claro y, sobre todo, merecido 52-32.

El paso por el vestuario durmió el partido. Parcial de 4-2 en cuatro minutos con un Joventut convertido en una máquina de errar triples. Baskonia despertó en un visto y no visto anotó once puntos para destrozar definitivamente a su rival (65-38, min26). A partir de ahí la única duda era saber en cuánto terminaría la ventaja final y si Baskonia sería capaz de mantener la consistencia durante los cuarenta minutos. Al último cuarto se llegó con 68-48, Heurtel abrió el tarro de las esencias con tres bonitas acciones prácticamente consecutivas para abrir el último acto y dejó sitio para Van Oostrum con la renta por encima de los veinte

Victoria fundamental para la pelea por estar en el TOP8 de la Liga Endesa. Primero porque se le ha ganado a un rival directo y segundo porque se le ha levantado el average. Dos victorias en menos de 72 horas. Baskonia necesitaba algo así para recuperar cierta alegría y confianza. Ahora, con otra cara, hay que seguir sumando.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad