Baskonia concluye una temporada gris que fue de más a menos

6 junio, 2017

El equipo deberá rearmarse desde el banquillo, con la casi probable marcha de Sito Alonso

Baskonia puso este lunes punto y final a una temporada gris, en la que el equipo fue de más a menos. Un año en el que el Baskonia empezó muy fuerte, con un gran inicio en la Euroleague que le permitió colarse  en el Top8 (11 victorias en los primeros 16 partidos). 

Sin embargo la derrota ayer en la Fonteta es la constatación de que el equipo no ha llegado a los momentos fuertes en condiciones de competir.

El Baskonia de Sito Alonso ha fallado en los minutos finales, y este lunes fue una nueva ocasión, en la que el equipo parecía cansado y donde Ricky Ledo (junto a un exhausto Larkin) fue el único capaz de plantar cara al Valencia. Porque lo de este lunes fue un partido en el que Baskonia se jugaba la temporada, pero daba la sensación por momentos de que los jugadores estaban pensando en las vacaciones.

La intensidad que planteaban los de naranja no se trasladaba a los baskonistas, que veían como San Emeterio volvía a erigirse, junto a Oriola, en la referencia valenciana. El arranque del encuentro, con un parcial 15-4, fue una demostración más de que el Valencia iba en serio ante un Baskonia que, por  momentos, se le veía falto de intensidad.

Ayer Sito Alonso lo intentó todo: incluso jugar con tres interiores. Pero ya no era suficiente. Las individualidades que han marcado la temporada han acabado cansadas: jugadores como Larkin acumulan una media de 30 minutos, algo que ha lastrado al equipo. Valencia tiene un equipo digno de Euroleague y peleará por su tercera final este año: las dos anteriores las perdió. El encuentro acabó 85-77 y así despide Baskonia una temporada en la que comenzó ilusionando pero ha terminado defraudando.

Una vez más hay que tener en cuenta las lesiones que han asolado a este equipo. La ausencia de Bargnani, llamado a ser referente en la pintura, puede llevar a Baskonia a pensar que otro gallo hubiera cantado con él. Fue una apuesta arriesgada que salió rana, pero que podía haber cuajado. Igual que el efecto Prigioni: un intento arriesgado por recuperar al alma baskonista en el puesto de base, que posiblemente acabe muy pronto en el banquillo baskonista.

Tampoco ayudaron las lesiones de Rafa Luz y, sobre todo, de Chase Budinger. El americano se lesionó justo en su mejor momento, cuando se había convertido en la referencia ofensiva a la que aspiraba Baskonia cuando le fichó.

La llegada de Ledo ha supuesto el único soplo de aire fresco en estos play-offs. El exterior baskonista ha superado las expectativas, sobre todo a raíz del tercer encuentro.

  • Fallos finales

La baja asistencia a los dos primeros partidos de semifinales en el Buesa es un síntoma de la falta de ilusión en la grada. No hay que obviar el ‘efecto Alavés’, que ha restado interés mediático y ciudadano sobre un equipo acostumbrado a estar lo más alto. El equipo falló en encuentros vitales como el de Euroleague ante el Zalgiris, los minutos finales de la semis de Copa o el segundo encuentro de Cuartos en Gran Canaria. Momentos puntuales pero vitales.

La ventaja adquirida en la primera vuelta le sirvió para clasificarse, aunque en las última jornadas dejó pasar una oportunidad de oro para haberse topado con un rival más asequible que el CSKA en cuartos de final.

Baskonia piensa ya en rehacerse: jugadores como Shengelia y Hanga tienen pie y medio fuera del Baskonia, y Sito Alonso no continuará (salvo sorpresa) pese a tener contrato en vigor. El técnico fue una apuesta personal de Josean Querejeta, por encima incluso de los consejos de otros técnicos azulgranas. Sin embargo desde hace meses el presidente del Baskonia ha perdido la confianza en él.

Tampoco han gustado en la grada varias de sus declaraciones post-partido. En un estilo similar al de Scariolo ha excusado los fallos propios y tras el Zalgiris llegó a acusar a la grada de falta de intensidad.

Arranca ahora una largo verano para la afición baskonista. Una afición que verá de nuevo cómo suenan numerosos nombres para el conjunto azulgrana, también posiblemente como patrocinador. Baskonia ha afrontado este año sin excesivos problemas la falta de un nombre comercial, pero para la próxima temporada sí se espera un anunciante.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. ratata dice:

    sito fuera, no es entrenador ganador para el baskonia. no sabe gestionar la plantilla, ni los partidos (tiempos muertos, finales apretados etc).
    David Blatt se queda libre…por dar una idea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad