Baskonia confirma las malas sensaciones en su derrota ante el Bayern

18 diciembre, 2020

Tercera derrota consecutiva para un Baskonia con problemas evidentes (77-66)

Baskonia está sufriendo la cuesta de enero en diciembre. Los azulgrana sufrieron la tercera derrota consecutiva en Euroliga ante el Bayern de Munich. De nuevo, en un encuentro embarrado donde los visitantes fueron incapaces de anotar en los momentos importantes del encuentro. Los gasteiztarras llegan muy justos a este tramo de la temporada, tanto por efectivos como en rendimiento.

El partidazo de Reynolds (21 puntos y 9 rebotes) evidencia los problemas del Baskonia en el puesto de cinco. Foto: @ACBCOM

La alegría que tenían los de Dusko Ivanovic en noviembre brilla por su ausencia unas pocas semanas después. Es probable que se deba a un calendario muy atropellado, pero parece claro que falta una pieza que dé un paso adelante cuando el equipo no tiene el día en ataque. Y eso es improbable que se consiga en el mercado, así que Dusko la tendrá que buscar entre sus jugadores. Pero ahora mismo ninguno parece preparado para ello.

Y es que los de Vitoria-Gasteiz sufrieron muchos problemas para anotar, tanto o más que los que tuvieron contra Zalgiris. Estuvieron largos periodos sin ver la canasta: casi 4 en el segundo cuarto, donde el Bayern aprovechó para marcar el rumbo del choque. Y otros 5 en el último cuarto, que fueron la sentencia. Tampoco fue un encuentro brillante para el Bayern, pero sus jugadores sí tuvieron la capacidad de anotar en los momentos difíciles.

Eso precisamente lo que le falta al Baskonia. La anotación y los rebotes son los principales problemas, este último sobre todo para los jugadores interiores. Los mejores jugadores azulgrana fueron Dragic (13 puntos), Alec Peters (12), Polonara (10) y Giedraitis (10). En el Bayern brillaron Jalen Reynolds y Wade Baldwin.

El Bayern comenzó con serios problemas para anotar: tardó cuatro minutos en meter su primer canasta. Pero el Baskonia no aprovechó esto porque tuvo también un inicio renqueante, con solo 5 puntos en ese parcial. Estos primeros minutos marcarían ya la tónica del choque: un partido parco, difícil de seguir y de enganchar.

Las defensas estaban ahí, y los ataques sufrieron demasiado también por una falta de acierto alarmante. Baskonia no mostraba muchas muestras de mejoría respecto a Kaunas, y el primer cuarto se limitó a un rácano parcial de 18-15 para los alemanes.

En el segundo periodo se invirtieron los papeles respecto a los primeros minutos: fueron los azulgrana los que estuvieron casi cuatro minutos sin anotar, con un parcial de 10-2 para el Bayern. Este fue el momento clave del encuentro porque marcaría la tendencia en la segunda mitad: un cuadro local que llevaría siempre la tendencia y no permitiría la remontada baskonista (38-30 al descanso).

Jalen Reynolds y Wade Baldwin castigaban mucho más a sus rivales que los jugadores azulgrana: faltaba la referencia anotadora que tampoco ha tenido el equipo en los últimos partidos.

En el tercer cuarto hubo algún atisbo de esa capacidad en Rokas Giedraitis. El lituano no atraviesa un buen momento, pero al menos intentó sacar al equipo del bache con varias canastas. También se le unió Zoran Dragic con sus características entradas por la izquierda.

Con este dúo Baskonia estuvo cerca de igualar el encuentro. Redujo la diferencia hasta a 5 puntos, aunque dos despistes defensivos pusieron las cosas complicadas de cara al último cuarto (58-50). En este partido, dos canastas podían ser demasiadas.

Y así resultó. Porque los de Ivanovic tuvieron otro colapso mortal en el último cuarto. No anotaron prácticamente en los primeros 5 minutos y terminaron por sentenciar su partido. Una derrota más que poco a poco hunde al Baskonia en la clasificación, con 6 victorias y 8 derrotas. No obstante, aún queda mucha Euroliga por delante. Y los azulgrana suelen responder en las segundas partes.