El Baskonia sigue vivo

29 diciembre, 2013

Los partidos en Santiago siempre son incómodos. El conjunto gallego compite muy bien en su feudo y tiene una afición que aprieta mucho por lo que el compromiso exigía máxima concentración y el equipo salió centrado y muy consciente de lo que había en juego. 0-7 en cuatro minutos con una defensa muy agresiva. Una […]

scariolo-autorjoseangelcalvo

Foto: José Ángel Calvo

Los partidos en Santiago siempre son incómodos. El conjunto gallego compite muy bien en su feudo y tiene una afición que aprieta mucho por lo que el compromiso exigía máxima concentración y el equipo salió centrado y muy consciente de lo que había en juego. 0-7 en cuatro minutos con una defensa muy agresiva. Una antideportiva a Milko Bjelica permitió a los gallegos estrenarse (4-7) y despertar. Corbacho empezó hacer daño para igualar el partido (13-13) y Milko Bjelica que se marcha a Estambul ya, para enrolarse en las filas del Efes, daba la réplica siendo el mejor baskonista. 19-20 en el marcador tras una canasta de Nocioni sobre la bocina para terminar un irregular primer periodo.

Baskonia se refugió en una zona aprovechando el descanso de Corbacho en el segundo cuarto, pero no logró frenar el ataque gallego que comenzó a mandar en el partido (24-22). Scariolo recurría a Diop, obligado por las faltas de Hamilton y Bjelica, y el Rio Natura lo optaba, con acierto, para cargar el juego dentro y hacer cada vez más daño ante un Laboral Kutxa que mostraba síntomas de debilidad pero que sumaba desde el tiro libre constantemente para seguir en el partido. La ausencia de ideas ofensivas en el conjunto visitante chocaba con la claridad gallega que dominaba el ritmo del partido y amenazaba con marcharse (37-32, min17). Las pérdidas de balón lastraban constantemente al equipo y un enrachado Minerath castigaba a un Baskonia que con cinco puntos consecutivos de Hamilton se marchó al vestuario vivo pero con malas sensaciones (44-40).

En la reanudación los árbitros mantuvieron el mismo criterio del primero tiempo pitando cualquier contacto y ambos equipos sumaban con relativa facilidad. Nocioni lideraba la reacción vitoriana para lograr empatar a 53 y un triple de, un hasta entonces desaparecido, Heurtel ponía por encima al Laboral Kutxa (53-56, min26). El equipo ganó en tranquilidad, justo lo que le faltaba al Rio Natura Monbus, y consiguió ampliar la ventaja hasta los seis (55-61) que se quedaron en dos al final del cuarto (59-61).

Hanga abrió los últimos diez minutos con un triple respondido por Corbacho con 3+1. El concierto de pito seguía al mismo nivel con, prácticamente, falta por ataque y en el intercambio de golpes Baskonia mostraba calidad (68-73, min34). Corbacho encendía el Fontes do Sar con un nuevo triple y forzando una falta en ataque pero Hanga apagaba los ánimos con un oportuno robo de balón y mate al contrataque (71-75,min 35). Los árbitros, metidos de lleno en harina, castigaban las protestas desde el banquillo gallego con técnicas que permitían al Laboral Kutxa volver a despegar (73-79). Sin embargo, el omnipresente Corbacho se disfrazaba de superhéroe para hacer creer a los suyos con diez puntos prácticamente consecutivos que junto con un triple de Dewar ponían el empate a 86 con dos minutos por jugarse. En ese momento, volvió a emerger Chapu para con cuatro puntos consecutivos, y un imponente tapón de Hanga en defensa, poner al equipo por encima para entrar en el último minuto (87-90). En un último minuto plagado de nervios y errores desde el tiro libre Baskonia logró agarrar un ajustadísimo triunfo por 90-92 que se antojaba fundamental.

El triunfo supone un soplo de aire clave para poder seguir mirando hacia la Copa del Rey. Es el sexto triunfo que permite seguir en ese pelotón de siete equipos que van a pelear por los billetes de Málaga hasta el final. Toca seguir adelante en unas fechas en las que se esperan movimientos. El primero la marcha de un más que cumplidor Milko Bjelica al que deseamos suerte para su aventura en Turquía.