Baskonia gana gracias a los de siempre

20 abril, 2014

Laboral Kutxa ganó en Tenerife en un partido que se complicó sobremanera en el segundo cuarto y que sacaron adelante los titulares ante el escaso nivel mostrado por las piezas de rotación. El partido se presentaba atractivo entre dos equipos que apuestan por un ritmo alto buscando siempre el aro rival. Los cinco primeros minutos […]

Laboral Kutxa ganó en Tenerife en un partido que se complicó sobremanera en el segundo cuarto y que sacaron adelante los titulares ante el escaso nivel mostrado por las piezas de rotación.

El partido se presentaba atractivo entre dos equipos que apuestan por un ritmo alto buscando siempre el aro rival. Los cinco primeros minutos no decepcionaron (9-13). English, saliendo desde el banquillo, comenzó hacer daño con sus puntos mientras Nocioni tenía que sentarse con dos faltas. A partir de ahí, el partido paró su producción pero Baskonia logró mantener la iniciativa en el electrónico para terminar 16-18 el primer periodo.

Una buena penetración de Bivia tras dos tiros libres errados por Hanga devolvía la igualdad al marcador en el arranque del segundo cuarto. La segunda unidad de Scariolo con los Hamilton, Jelinek, Poeta no rendía y un parcial de 7-0 en dos minutos obligó al tiempo muerto visitante. De poco sirvió porque el parcial creció hasta el 17-2 con los locales desatados y un Baskonia falto de intensidad y, sobre todo, actitud. Scariolo sentaba a unos desastrosos Jelinek-Hamilton, además de cambiar el timón buscando un cambio radical pero los canarios estaban con una confianza enorme y no perdonaban (36-22, min16). Heurtel no mejoraba el nivel de Poeta y el equipo no encadenaba dos acciones positivas consecutivas lo que impedía acercarse ante un Iberostar crecido con Uriz y Fajardo aprovechando los regalos baskonistas y disparando la ventaja (43-27, min19, 43-29 al descanso).

El paso por el vestuarios y la arenga de Scariolo pareció funcionar. El equipo salió con otra actitud (2-6 de inicio) y ganas de presentar batalla. En 150 segundos había sacado el bonus canario y sacaba rédito en cada ataque (47-37, min23). El partido atravesaba su momento clave y la parroquia local, sabedora, apretaba mientras el quinteto de confianza de Scariolo (Heurtel-Causeur-San Emeterio-Nocioni-Pleiss) funcionaba y bajaba de los diez de diferencia (49-43). Llegaba el momento de dar descansos, Hanga-Hamilton sustituían a Causeur y Pleiss, poniendo Scariolo un quinteto muy físico con San Emeterio en el dos para intentar rematar la remontada. Sin embargo, ni uno ni otro se mostraban ni con confianza ni con acierto y los de siempre seguían tirando del carro (55-52, min29 tras dos puntos de Nocioni).

Una gran canasta de English puso el punto y final a un buen tercer periodo baskonista que volvía a estar en partido (57-54), y precisamente el jugador canadiense daba el pistoletazo de salida a los diez minutos definitivos con un triple para devolver la tranquilidad a los suyos (60-54). El equipo acusaba, como siempre, las rotaciones pero los nervios se instalaban en el bando canario donde sólo el comentado English tenía algo de claridad. Hamilton lograba su primera canasta en juego con una penetración suicida y empataba el partido a 60 pero un afortunado triple de Uriz y un 2+1 de Richotti, tras sendos rebotes ofensivos con el partido enloquecido, tiraban a la basura todo el trabajo de los últimos minutos (66-60) ante la impotencia de un Scariolo que asistía desquiciado desde la banda al flojísimo nivel y escasa intensidad de algunas de sus piezas. El trasalpino, aplicando la lógica aplastante, volvía a recurrir a su círculo de confianza con la salvedad de Hamilton en la posición de cuatro sustituyendo a un eliminado Nocioni. Heurtel se echó entonces el equipo a las espaldas para con siete puntos consecutivos, de mucha calidad, (69-67) mantener al equipo de pie y San Emeterio con un 2+1 volteó el electrónico y puso al equipo en ventaja por primera vez desde el segundo periodo (69-70, min34). El base francés en estado de gracia y English intercambian golpes de inmensa calidad ante la impotencia de sus respectivos defensas (75-73, min37). Los dos equipos anotaban en los momentos calientes y un nuevo dos más uno, este de Pleiss, ponía a Baskonia por encima a un minuto del final (77-78). Heurtel se encargó se rematar la faena desde el tiro libre para ganar por 78-82.

Importante victoria en la carrera por el Playoff, más aún con la victoria del Cajasol en Manresa que obligaba a ganar para no perder comba. Sin embargo, el partido arroja unas conclusiones muy claras acerca del estado de la plantilla baskonista y que si mucho no cambian las cosas va a obligar a Scariolo a consumir y explotar un quinteto para alcanzar las eliminatorias por el título y aspirar a ser competitivos. Jugadores como Jelinek o Poeta están muy lejos de ser recambios de garantías en momentos de la verdad.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad