El Baskonia da un gran paso hacia Málaga

12 enero, 2014

El Baskonia ha dado hoy un paso de Gigante en su camino hacia Málaga. Aunque aún quedan dos auténticas finales frente al CAI y el Fuenlabrada, la victoria de hoy en San Sebastián era vital para poder superar a un rival directo. Pese al mal inicio del partido el Baskonia se supo recomponer en la […]

baskonia-gipuzkoaEl Baskonia ha dado hoy un paso de Gigante en su camino hacia Málaga. Aunque aún quedan dos auténticas finales frente al CAI y el Fuenlabrada, la victoria de hoy en San Sebastián era vital para poder superar a un rival directo.

Pese al mal inicio del partido el Baskonia se supo recomponer en la segunda parte, con un juego más intenso. El Baskonia ha sabido sacar un partido que se ponía inicialmente muy complicado. Superando a un Gipuzkoa Basket crecido, el conjunto alavés tuvo la capacidad de reaccionar. Liderados por Peppe Poeta y por un intensísimo Ibon Navarro desde el banquillo, el conjunto azulgrana consiguió una victoria trabajada frente a un rival que la semana que viene tendrá que medirse al Madrid.

El Baskonia se encuentra actualmente con 8 victorias y 7 derrotas, las mismas que el Gipuzkoa Basket y Joventut. CAI Zaragoza, si gana hoy al Estudiantes, también se pondría con las mismas victorias. Estos cuatro equipos parece ser que serán quienes se jueguen en principio las dos últimas plazas de la Copa del Rey.

Ausente en el inicio

El Baskonia empezó ausente el partido, con una primera parte en la que el equipo se dejó llevar por la superioridad de los Donostiarras. En la pinturas Doblas superaba una y otra vez a Diop y Pleiss incapaces de frenar al gallego. Los 16 puntos del canterano baskonista en la primera parte daban una muestra de la superioridad del Gipuzkoa Basket bajo los aros. Y el Baskonia volvía a echar de menos a Hamilton, como ya ocurrió frente al Panathinaikos.

Pero el de Doblas y Pleiss no fue el único duelo que en la primera parte se decantaba a favor de los gipuzkoanos. La ausencia de claridad en ataque (ni Poetta ni Heurtel lograban destascar el juego baskonista) llevaba a un marcador 40-28.

El paso por los vestuarios servía al Baskonia para aclarar algunas ideas y, poco a poco igualar el partido, hasta llegar a un último cuarto en el que las tornas se igualaron.

En ese momento Scariolo decidió ceder el mando de la dirección del equipo a Ibon Navarro. El vitoriano se convertía de repente en el primer entrenador, siendo el protagonista del encuentro desde la banda, mientras Scariolo alternaba con él la dirección.  Y en la cancha era el recién llegado quien tomaba el control ofensivo. Poetta se ha encargado este mediodía de despejar algunas dudas con su fichaje, con un juego ofensivo más propio de un escolta que del base que está llamado a ser. De momento hoy ha vuelto a relegar a Hodge al fondo del banquillo.

La igualdad y el intercambio de canastas durante el último cuarto llevaba la tensión a ambos equipos, conscientes de que la Copa estaba en juego para ambos partidos. Con Chapu fuera por cinco faltas, la tensión volvía al Baskonia. Los últimos segundos, con ventajas de entre 2 y 4 segundos para el Baskonia, eran una sucesión de faltas y tiros libres, que a punto estuvieron de terminar en prórroga. Los 2 tiros libres fallados por Poetta a 6 segundos del final daban la posibilidad a Robinson de empatar en la última jugada, pero éste fallaba en la penetración, y dejaba el marcador en 76-78.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad