Advertisement
Advertisement

El Baskonia no levanta cabeza ante el Maccabi

5 noviembre, 2021

El Baskonia estuvo por debajo prácticamente todo el partido y se dejó llevar en los últimos minutos (69-87)

69:87

El Baskonia continúa de capa caída y cae ante el Maccabi en el Buesa. Los de Dusko Ivanovic no consiguieron ganar ningún cuarto ante los israelíes (tan solo empatar el tercero) y encajaron, de nuevo, una abultada derrota.

Los vitorianos tan solo completaron algunos buenos minutos en el comienzo del segundo y tercer cuarto, acompañados del acierto triplista. Sin embargo, el equipo volvió a mostrar, en general, una muy mala cara en el Buesa. No encontraron buenas opciones en ataque durante gran parte del encuentro, con muy poca circulación de balón. Así, el Maccabi consiguió mantenerse por delante durante casi los 40 minutos.

Una vez el Baskonia ya no pudo remontar el partido en el comienzo del último parcial, el equipo se dejó llevar hasta el final dejando que el Maccabi llevase la diferencia en algunos momentos, incluso, por encima de los 20 puntos.

baskonia maccabi

En lo individual, en el Baskonia tan solo destacó Fontecchio con 13 puntos, 6 rebotes y 5 robos. Costello también fue importante en algunas fases y terminó el encuentro con 13 puntos. Sin embargo, la noticia fue que no pudo debutar en este encuentro Lamar Peters. El base estadounidense llegó el mismo viernes a Vitoria-Gasteiz, por lo que su primer partido será el domingo frente al Unicaja.

Estadísticas

Sobreviviendo desde el triple

El Baskonia continuó con problemas de anteriores partidos en ataque en el comienzo, muy poco agresivo. Con un primer parcial de 0-8, el Maccabi se colocó con la primera ventaja tras varias canastas espectaculares (6-12).

Los de Ivanovic consiguieron sobrevivir a base de triples, con un gran porcentaje en los primeros minutos. Aún así, dos tiros libres de Derrick Williams en el último segundo del cuarto llevó el partido al descansillo con 7 puntos de diferencia (14-24). Un Williams que junto a Reynolds fueron los mejores del primer parcial.

El segundo cuarto comenzó mucho mejor para el Baskonia, de nuevo con el triple como arma más preciada. Costello y Enoch anotaron 3 triples en apenas el primer minuto. Poco después, un 3+1 de Fontecchio confirmó la primera y única ventaja clara para el Baskonia en el encuentro (27-21).

Nuevas ventajas macabeas

Sin embargo, poco tardó el Maccabi en devolver ese parcial, con Nunnally y Evans como principales artífices. Y no solo eso, sino que lo amplió. Un 0-14 puso a los macabeos, de nuevo, 8 puntos por delante y con la sensación de que les bastaba con pisar un poco el acelerador para mantenerse por delante (27-35).

El Baskonia no elaboró nada los ataques, y cada jugador buscó sus opciones para anotar de manera muy individual. En los momentos en los que los triples no entraron, los vitorianos estuvieron mucho más espesos en ataque, y les costó mucho más encontrar buenos tiros. Así, el Maccabi mantuvo la distancia en el marcador antes del descanso (35-44).

Momentos críticos para el Baskonia

El comienzo del tercer cuarto volvió a ser bueno para el Baskonia en ataque. Los vitorianos circularon mucho mejor el balón, y Baldwin, durante algunos momentos de la segunda mitad asumió el rol que se espera de él. Aún así, el Maccabi continuó anotando con bastante comodidad y el Baskonia no pudo acercarse en el marcador.

Tras un par de canastas de Maccabi, Dusko Ivanovic paró el encuentro. El Baskonia volvió a un pequeño colapso en ataque, y pasó más de 5 minutos sin anotar. Esto permitió al Maccabi conseguir su máxima diferencia en el marcador (44-56).

El Baskonia estaba muy herido, pero el Maccabi no rompió el partido. Conna canasta de mucha calidad de Baldwin y otra de Enoch, los vitorianos volvieron a bajar la diferencia de los 10 puntos. Finalmente, tras un intercambio de canastas, el partido entró abierto al último capitulo tras un buen esfuerzo (54-63).

Sin levantar cabeza

Pero el Baskonia no reaccionó. El Maccabi continuó hasta el final haciendo su partido. Y, como un martillo pilón, continuó poco a poco abriendo la diferencia. Los vitorianos dio la sensación de que no creyeron en ningún momento del último parcial en la victoria, y el Maccabi lo aprovechó para hacer sangre.

En cuanto el partido estuvo perdido, los jugadores baskonistas bajaron de nuevo la cabeza. Con 20 abajo y 5 minutos aún por jugarse, muchos aficionados comenzaron a salir del pabellón, muy descontentos con la imagen del equipo. Finalmente, la diferencia fue de 18 puntos al final del encuentro.