Demasiado Milán para tan poco Baskonia

| 20 diciembre, 2017

La baja de Granger pone la puntilla a una plantilla muy tocada, que que aun así casi remonta una diferencia de 25 puntos (92-85)

Imagen: @Baskonia

Baskonia jugó con todo en contra y cayó en Milán por 92 a 85. La baja de Granger por unas molestias en el tobillo fue definitiva para una plantilla que ya llegaba casi bajo mínimos a los últimos choques. Al margen de la lesión, los azulgranas no fueron capaces de defender con eficiencia a los eléctricos anotadores del equipo local, que dominaron el choque a su antojo en los primeros tres cuartos. El último parecía el de la sentencia definitiva para los italianos, pero un extraordinario parcial de 3-23 hizo que los de Pedro Martínez rozaran la remontada del año.

Tornike Shengelia (19 puntos, 26 de valoración) y Beaubois, con 15 puntos, fueron los más destacados de los visitantes. Junto con Marcelinho Huertas orquestaron la desesperada remontada del último cuarto que finalmente se quedó en nada.

Estadística completa del partido

Baskonia no afrontaba un partido fácil, sobre el papel. Nada menos que cinco bajas llenaban el parte de lesionados baskonista; con Granger, Diop, Garino, McRae y Malmanis. La baja más reciente era la de Granger, por lo que Pedro Martínez decidió darle un voto de confianza a Luca Vildoza otorgándole su primera titularidad en Euroliga. No destacó ni para bien ni para mal el argentino en los primeros minutos, aunque fue rápidamente sustituido por Marcelinho Huertas. Se le vio algo perdido en un comienzo algo truncado (y casi esperado) del conjunto alavés.

Goudelock ya había comenzado a bombardear el aro rival en estos instantes. Cory Jefferson también se apuntó a la fiesta para mantener al Milán por delante en el marcador. Entre los dos anotaron 12 de los 17 puntos iniciales de los italianos. Los azulgranas se mostraron por el momento con muy pocas armas en ataque. La irrupción de Curtis Jerrells con 5 puntos consecutivos provocó la máxima diferencia del partido (24-17) a menos de dos minutos.

Finalmente fue un 27-25 gracias a un último minuto espléndido de Marcelinho Huertas y Rodrigue Beaubois. El marcador no reflejó los apuros que pasó Baskonia en un primer cuarto muy trabado, con gran protagonismo arbitral.

El Milán volvió a golpear a los alaveses con un parcial inicial de 9-2 en el segundo cuarto, que provocó el tiempo muerto de Pedro Martínez. La ausencia de Granger se estaba notando especialmente en defensa, ya que Vildoza no era capaz de frenar a Jerrells. Ya fuera mediante el estadounidense o por su compatriota Goudelock, los locales siempre sacaban petróleo en ataque y Baskonia se mostraba incapaz de aguantarles el ritmo.

La falta de creación en el equipo obligaba a Martínez a desplegar quintetos atípicos y encomendarse a un ritmo más lento, en el que solo Shengelia sacaba tajada. No era suficiente ante el gran acierto local y la diferencia ascendía a 13 puntos. En un lado todos sumaban, mientras que en el otro apenas existían generadores. El 49-37 del descanso no auguraba nada bueno para los del Buesa, que tampoco mantenían gran intensidad defensiva.

Unas fugaces canastas de Shengelia y Janning en la reanudación hicieron soñar con la remontada, pero rápidamente aparecieron Theodore y Goudelock para restaurar la diferencia. Milan siempre contaba con un generador o dos en pista y eso marcaba las diferencias respecto a los azulgranas. Si la defensa de los visitantes se centraba en parar a Theodore, aparecía Goudelock. Si no, estaba Jerrells desde el banquillo. Estos tres jugadores distribuían, pero todos eran capaces de anotar. De hecho, todos los que habían saltado a pista en el conjunto transalpino lo habían hecho.

Pedro Martínez, aparentemente sin soluciones y con una diferencia de 15 puntos en contra, dio minutos a Miguel González. El jugador de LEB Plata respondió con un triple nada más salir; y sorprendente Baskonia se puso a 10 puntos con un quinteto atípico, sobre todo en lo exterior. Estaban jugando Vildoza, Beaubois y el propio González.

Fue un mero espejismo. En un abrir y cerrar de ojos el Milán puso el +18 en el marcador, máxima diferencia del encuentro, y casi sepultó las esperanzas baskonistas de remontada.

  • Rozando la épica

El último cuarto no hacía más que reafirmar el dominio local con un +25 en los primeros minutos. No obstante, aunque la remontada era casi imposible, el equipo alavés nunca se va sin pelear. Llegaron a recortar la diferencia hasta a 5 puntos y provocar los nervios en un Milán que ya se temía lo peor. El parcial era de 3-23 para los de Pedro Martínez, que incluso pudieron ponerse a solo una posesión.

No obstante, algunos errores en las últimas acciones y el acierto del Milán desde el tiro libre terminó por derrotar definitivamente a Baskonia. Los alaveses se despiden de una nueva opción para meterse entre los ocho primeros, pero deben pensar ya en el duelo del viernes ante el Barcelona.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad