Baskonia vuelve a las andadas

14 marzo, 2014

Había ganas de confirmar las sensaciones arrojadas en los últimos dos partidos y dar una nueva alegría a la parroquia vitoriana. En esta ocasión Nocioni salió en el quinteto y fue Pleiss quién empezó sentado con Diop como cinco titular y el equipo no arrancó bien. Blandos en defensa ante un equipo que destaca por […]

Tibor Pleiss Triple Doble

Foto: José Ángel Calvo

Había ganas de confirmar las sensaciones arrojadas en los últimos dos partidos y dar una nueva alegría a la parroquia vitoriana. En esta ocasión Nocioni salió en el quinteto y fue Pleiss quién empezó sentado con Diop como cinco titular y el equipo no arrancó bien. Blandos en defensa ante un equipo que destaca por su capacidad ofensiva y que la mostró a las primeras de cambio para marcharse 5-18 en poco más de cuatro minutos con una buena actuación de todas sus piezas ganando todos los emparejamientos. Hackett, Moss, Samuels, Langford todos sumaban para el conjunto italiano mientras Pleiss, rápidamente reclutado por Scariolo, producía para Baskonia pero sin ayudar a frenar la sangría anotadora de los visitantes (11-24, min8). El poste alemán canalizó todo el juego ofensivo y tiró del carro para, con doce puntos, meter al Baskonia en el partido al final del primer cuarto (19-25).

El partido algo sometido al caos veía como Baskonia sacaba partido y remontaba hasta el punto de ponerse por encima (26-25) con puntos de Mainoldi. La guerra era continúa en ambas zonas, el público (a pesar de la marcha de los Indar Baskonia) empujaba y apretaba a los árbitros mientras los italianos volvían a controlar y ponerse por encima (32-36, min16). En los últimos minutos del primer tiempo el prometedor Gentile sacó su fusil, bien secundado por un siempre guerrero CJ Wallace, para liderar un nuevo parcial favorable a los italianos que enfilaron el tunel de vestuarios mandando por 36-50.

Baskonia trató de salir con un punto más de intensidad que su rival. Pleiss seguía siendo el faro baskonista sin que los italianos encontraran antídoto para sujetar al gigante alemán que conectaba con Heurtel una y otra vez, además de cerrar el rebote defensivo. El equipo se acercó a siete (47-54, min25) y creció en confianza. Los italianos ya no veían aro con tanta facilidad a excepción de Jerrels y del máximo anotador de la Euroliga, Langford, que mantenían a flote a los suyos con canastas de mucho nivel. Precisamente un triple de Jerrels puso punto y final al tercer cuarto devolviendo la tranquilidad al banquillo trasalpino (55-67).

Una tángana al inicio del último periodo terminó de encender los ánimos. Una pelea por el rebote entre Hackett y Tibor Pleiss dio lugar a un barullo y muchos jugadores sumergidos en un mar de empujones y agarrones donde apareció hasta Aker para intentar calmar los ánimos. La decisión salomónica terminó con una antideportiva para cada uno y a otra cosa mariposa. Muy de Euroliga. En lo deportivo el comienzo del cuarto fue horroroso. 2-6 en cuatro minutos y partido prácticamente sentenciado salvo un cambio de tornas muy radical y que no tuvo lugar. La ventaja fue aumentando hasta el 65-83 final.

El equipo tras una semana positiva vuelve a dejar esa imagen de inferioridad alarmante en un partido muy físico y donde el rival supo imponer su juego.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad